Playa Santa María del Mar, Cádiz.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

La Junta de Andalucía va a lanzar una aplicación para indicar en qué estado está cada playa una vez que estas se abran al baño en la fase 2 de desescalada, para lo que los ayuntamientos deberán contar con un plan de contingencia para poner estos espacios en servicio de los usuarios con las máximas garantías de seguridad e higiene.

En rueda de prensa, el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha recordado a los 61 ayuntamientos costeros andaluces la obligación de remitir esos planes de contingencia y ha apelado a la responsabilidad de los andaluces para tener cautela a la hora de acudir a las playas y se sigan cumpliendo las recomendaciones de distancia de seguridad y lavado de manos.

Del mismo modo, Marín ha recordado que el pasado lunes el BOJA recogía las recomendaciones para el baño en las playas, como extremar las medidas higiénicas individuales y mantener la distancia de seguridad. Además de no compartir objetos y usar bolsas para guardar los residuos sólidos, que deben depositarse posteriormente en los contenedores habilitados para ello.

Por otro lado, la Junta entiendo que los ayuntamientos deberán establecer el aforo máximo permitido en las playas, de acuerdo a las disposiciones dictadas por la autoridad sanitaria pertinente, así como de una distribución espacia suficiente para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre personas, mediante señales en el suelo, permaneciendo en dicha zona acotada todos los objetos personales. A estas medidas de los ayuntamientos, se une la de fijar los horarios de apertura y cierre así como las labores de limpieza y desinfección de las zonas de playa. Este plan de contingencia debería incluir también la acotación de accesos concretos de entrada y salida para controlar de mejor forma el aforo y habilitar zonas a la sombra para aquellas que tengan su capacidad completa y los usuarios tengan que esperar.