Estudiantes realizando la prueba de Selectividad en Rabanales.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

La comisión encargada de la organización de la PEvAU, antigua Selectividad, en Andalucía, ha establecido un nuevo modelo de examen que tendrá una única propuesta por asignatura, pero con un mayor número de preguntas a elegir. Esta decisión responde a las directrices del Ministerio, con el fin de «garantizar la equidad» para todo el alumnado. Este mismo organismo ya acordó que las pruebas se celebren en Andalucía del 7 al 9 de julio.

La Orden Ministerial por la que se rige esta decisión establece que el número de preguntas deberá fijarse de forma que permita a todos los alumnos alcanzar la máxima puntuación en la prueba, con independencia de las circunstancias en las que este pudiera haber tenido acceso a la enseñanza durante la suspensión de las clases presenciales. Esta situación imposibilitó y dificultó la preparación de las materias correspondientes al tercer trimestre para la Selectividad.

La Junta, por su parte, ha indicado que en el examen de este curso desaparecen las dos alternativas de de cada prueba a elegir que se venía ofreciendo hasta ahora. Así, la única propuesta de esta convocatoria estará compuesta por un mayor número de preguntas con el fin de integrar los contenidos correspondientes a todos los bloques de cada asignatura. De este modo, los estudiantes podrán seleccionar qué preguntas responder, descartando aquellas que contengan temario no impartido este curso, permitiéndoles así alcanzar la máxima puntuación y multiplicando las posibilidades de responder correctamente.

Para orientar al alumnado sobre la nueva tipología de prueba, la web del Distrito Único Andaluz ha publicado los modelos de exámenes y sus ejemplos de las 24 materias que se evalúan. A partir de estos, se realizarán 6 juegos de exámenes de la misma dificultad por cada asignatura.

En cuanto a la duración, se mantienen los 90 minutos por prueba, con un descanso entre exámenes consecutivos de 30 minutos como mínimo. La estructura de las pruebas tampoco cambia, constando de dos fases: la Fase de Acceso, suya superación es obligatoria y se compone de tres materias obligatorias (Lengua Castellana y Literatura, Lengua Extranjera e Historia de España), donde la nota máxima a alcanzar es de 10 puntos; y la segunda fase o Fase de Admisión, que es voluntaria para subir nota, en la que los alumnos podrán examinarse hasta de 4 asignaturas, aunque solo computarán dos.