Pacientes durante una consulta.- Hospital San Juan de Dios

Javier Collado

Bebrand

El Hospital San Juan de Dios de Córdoba recuperará su actividad plena a partir del próximo lunes, 11 de mayo, cuando ya estén en funcionamiento las consultas presenciales en todas las especialidades médico-quirúrgicas y se inicie la programación de intervenciones quirúrgicas no urgentes. Así lo ha comunicado el centro hospitalario a través de una nota. Esta semana ya se ha iniciado la actividad en ginecología y cardiología, que se suma a las vídeoconsultas, e-consultas y teleconsultas que se venían desarrollando en especialidades como traumatología o cirugía general y digestiva en las últimas semanas, y que se mantendrán, en los casos en que sea posible, para evitar concentraciones de pacientes en las salas de espera.

Con el objetivo de garantizar la seguridad clínica tanto de pacientes como de profesionales, el centro de la Orden Hospitalaria ha implementado una serie de medidas como ‘hospital seguro’ frente al contagio por Covid 19. «La seguridad de nuestros pacientes y profesionales frente a posibles contagios es nuestra más alta ocupación, para que no sea su preocupación», afirma el director gerente del Hospital, César Téllez. Para ello, apunta Téllez, «se han puesto en marcha medidas para lograr un hospital de máxima seguridad como control de accesos con toma de temperatura; redistribución de áreas de trabajo y espera para asegurar el mantenimiento de la distancia de seguridad; plena disponibilidad de soluciones hidroalcohólicas para la higiene de manos; obligación de uso de mascarillas para pacientes y acompañantes; sistemas de alta desinfección con Ozono; utilización de luces ultravioletas para higienización; mamparas en puestos de admisión; protocolos intensivos de limpieza de superficies de alta rotación o nuevos sistemas de filtrados para quirófanos».

En este sentido, se ha reforzado toda la señalética y cartelería del centro para recordar las medidas de prevención y protección marcadas por las autoridades sanitarias, como la distancia de seguridad de dos metros, el uso obligatorio de mascarilla o una buena higiene de manos y para diferenciar los circuitos, en áreas de consultas, urgencias y hospitalización de pacientes afectados de COVID-19, de aquellos que tienen otras patologías. Se han instalado, además, tres puntos de suministro de mascarillas y guantes, para aquellos usuarios que vengan desprovistos de los mismos y para su correcta eliminación, una vez utilizados.

Asimismo se va a favorecer el mínimo recorrido de los pacientes por zonas del hospital que no sean imprescindibles para su atención, se facilitará la admisión online del paciente y se promoverá de forma activa el que acudan solos al área de consultas (salvo por motivos de dependencia, incapacidad o en niños). De igual modo, se limitarán las visitas y el acompañamiento de los pacientes ingresados a una sola persona, la cual será informada de las medidas de prevención que debe seguir durante su estancia en el centro.

Limpieza y desinfección

En cuanto a la limpieza de las instalaciones, se procederá diariamente al inicio y fin de la actividad asistencial, a una limpieza exhaustiva de las superficies de todo el centro con sistemas de desinfección y, cada dos horas, se procederá a la limpieza y desinfección de superficies tales como barandillas, pomos y cerraduras, aseos…etc.

Al margen de las medidas higiénicas y sanitarias, el Hospital San Juan de Dios también ha reforzado sus medidas de humanización en la atención a los usuarios, una de sus máximas prioridades y seña de identidad de la Orden. De este modo, se ha ampliado el equipo de la Unidad de Acompañamiento en el Duelo, así como la información a los pacientes y acompañantes en situaciones de espera, introduciendo, en este sentido, medidas proactivas para el apoyo telemático de pacientes y acompañantes en aquellos casos en que sea necesario.

Respecto al Área de Desarrollo Solidario también se ha mantenido la actividad durante lo que llevamos de cuarentena, ampliando significativamente el número de usuarios a los que se atiende en el Programa de Garantía Alimentaria de la Obra Social ‘Hermano Bonifacio’, que se ha multiplicado por dos, así como la colaboración institucional para atender la creciente demanda de familias en situación de vulnerabilidad.

Desde que se declarara el estado de alarma, el pasado 14 de marzo, el Hospital San Juan de Dios de Córdoba adoptó todas las medidas de seguridad e higiene pautadas por las autoridades sanitarias y mostró una estrecha colaboración con las mismas para establecer un frente común ante la pandemia de COVID-19.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.