Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir.- Archivo

Javier Collado

Bebrand

El Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba, tras decisión unánime de su comisión ejecutiva, ha afirmado que «los criterios que ha seguido el Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir para realizar test rápidos de detección de covid-19 entre el personal sanitario son arbitrarios y discriminan a las enfermeras y enfermeros».

Según ha informado el Colegio de Enfermería en un comunicado, ha tenido conocimiento, tras recibir «numerosas quejas de colegiados de Atención Primaria» de ese distrito, que «la semana pasada comenzaron a efectuarse las primeras pruebas, pero solo a personal médico y a pediatras, ante la escasez de test disponibles».

En la mañana de este martes, es decir, «una semana después del comienzo de las pruebas, representantes del distrito han informado al organismo enfermero de que ya han recibido los test que van a destinar al personal de enfermería», lo que conlleva aplicar «un criterio que ha relegado a las enfermeras y enfermeros, cuando ambos colectivos están igual de expuestos en los circuitos de respiratorio de los centros de salud, itinerario donde se atiende a los pacientes que podrían estar afectados por coronavirus».

Ello ha ocurrido así a pesar de que el pasado «jueves 30 de abril, tanto el director gerente del Distrito Córdoba-Guadalquivir, como la Dirección de Enfermería, contactaron con el Colegio de Enfermería de Córdoba para tratar la situación», y en la conversación, el Colegio «les trasladó las quejas de sus colegiados, exigió que se realizasen los test con la máxima prontitud posible al personal de enfermería y anunció que estudiará exigir responsabilidades por esta gestión».

Así se ha llegado a este martes, cuando «representantes del distrito han comunicado al Colegio de Enfermería de Córdoba que en el transcurso de esta semana se enviarán los test a todos los coordinadores de los distintos centros de salud para su realización a las enfermeras y enfermeros».

El Colegio de Enfermería de Córdoba, que representa a 5.000 enfermeras y enfermeros en toda la provincia, considera esta situación «un nuevo ejemplo de discriminación al personal de enfermería, así como otra muestra más de la descoordinación con la que se está gestionando esta crisis».

Por lo que ha podido conocer el Colegio de Enfermería de Córdoba, que ha estado «en contacto con enfermeras y enfermeros de todos los distritos sanitarios de la provincia para profundizar en esta situación, este hecho solo se ha producido en los centros de salud de la capital. En los municipios de la provincia del Distrito Córdoba-Guadalquivir sí se están efectuando los test por igual a médicos y enfermeros», siendo este «un escenario que se repite en los distritos Norte y Sur de Córdoba».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.