El Colegio de Farmacéuticos de Córdoba busca a profesionales voluntarios para las bajas en farmacias rurales

También han establecido acuerdos con la Guardia Civil, la Diputación y Cruz Roja para contar con su colaboración para la entrega de medicamentos en domicilios de núcleos rurales

Javier Collado

Bebrand

El Colegio de Farmacéuticos de Córdoba ha creado una bolsa de profesionales voluntarios con el fin de contar con trabajadores disponibles para asumir la gestión de aquellas oficinas de farmacias de núcleos poblacionales rurales y aislados, de modo que si los farmacéuticos titulares se contagiaran por covid-19 «se evitaría el cierre de esos espacios sanitarios y se garantizaría la prestación farmacéutica a la población de dichas zonas».

Según ha indicado la entidad colegial en una nota, junto a esta medida, diseñada en coordinación con la Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta, desde el Colegio de Farmacéuticos cordobés también se han establecido acuerdos con la Guardia Civil, la Diputación provincial y Cruz Roja Española para poder contar con su colaboración para la entrega de medicamentos en domicilios de núcleos rurales.

Esta medida, que tiene un carácter «excepcional y no urgente», está dirigida a personas con problemas de movilidad, con enfermedades graves, alto riesgo de contagio o que no cuenten con personas de su entorno disponibles para acudir por ellos a las farmacias.

«En la provincia de Córdoba se han dado, hasta el momento, dos casos de farmacias que han tenido que ser clausuradas por positivos en covid-19 y no contar con sustitutos para mantener el establecimiento sanitario abierto», ha explicado el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, Rafael Casaño.

En este sentido, ha agregado que, «por fortuna, los casos se dieron en la capital, por lo que la población de las farmacias afectadas, que han reabierto ya tras superar la cuarentena, tenía garantizado el acceso a sus tratamientos en otras farmacias cercanas».

«Si esto hubiera sucedido en núcleos rurales y aislados, nos habríamos enfrentado a una situación grave, más si cabe teniendo en cuenta que las farmacias de dichos enclaves suelen ser el único espacio sanitario que ofrece una actividad continuada a los vecinos de la zona», ha resaltado Casaño.

A fin de prevenir los contagios entre los profesionales de las farmacias, que se encuentran en primera línea en la lucha contra el virus, desde el colegio cordobés se ha solicitado al Gobierno que les «proporcione equipos de protección individual», así como que «realicen test a los trabajadores de estos espacios sanitarios para así evitar nuevos casos entre compañeros y a la propia población que acude a las farmacias».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.