Veladores en la Plaza del Potro.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

Andalucía ha propuesto al Ejecutivo una serie de medidas de cara a la activación del plan de desconfinamiento que podrá irse produciendo a lo largo del mes de mayo. Entre estas propuestas se encuentra la medida de limitar el aforo y el tiempo de estancia en bares, restaurantes y cafeterías a partir del 25 de mayo, y estableciendo la apertura de los hoteles para la primera quincena de junio con «mucho sentido común y responsabilidad». Así lo ha explicado el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín. El Gobierno andaluz ha propuesto así un tiempo máximo de 30 minutos para desayunos y de 90 para comidas y cenas; además de la medida de no aceptar reservas de más de cuatro comensales, a no ser que puedan certificar que conviven en el mismo domicilio, guardando distancia entre mesas y solo pidiendo platos individuales, además de instalar filtros en los sistemas de climatización y una desinfección del material entre los turnos establecidos para los servicios de comida.

En cuanto a los comercios, la Junta propone la apertura de peluquerías, centros de estética y comercio en general a partir del 11 de mayo, haciendo hincapié en la desinfección de las prendas devueltas y usadas en los probadores, así como una estancia máxima de 30 minutos y de 90 en las grandes superficies, demás de evitar los periodos de rebajas con ofertas permanentes.

Por otro lado, en cuanto a la posibilidad de que se abran las playas este verano, el vicepresidente ha trasladado su deseo de que se pueda disfrutar de estos entornos, pero insiste en que es una decisión del Gobierno central que no solo afecta a Andalucía. Con respecto a los hoteles, Marín ha especificado que tendrán que implementar medidas y sistemas de seguridad ante el coronavirus y poner especial atención en las zonas comunes, como gimnasio o piscina.