Floración del olivo.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

El comienzo de los síntomas de la alergia primaveral se han adelantado este año al comenzar la floración del olivo unos 10 días antes de lo que suele ser habitual cada año, según ha indicado Ignacio García Núñez, jefe del servicio de Alergología de los hospitales Quirónsalud Córdoba y Campo de Gibraltar.

El especialista ha explicado que los pacientes polínicos ya han comenzado con sus síntomas típicos (picor de ojos, nariz, garganta, oídos, estornudos, mucosidad clara abundante, tos, ahogo o pitos), debido al adelanto de la floración del olivo, a lo que se suma que en marzo ha llovido mucho y también se están registrando lluvias en abril, lo que puede llevar a un mayo florido, «con lo que eso conlleva para los alérgicos». En este sentido, el doctor García ha señalado que el confinamiento debido a la pandemia del Covid-19 está ayudando a mitigar los síntomas, al estar los alérgicos menos expuestos, y el uso de mascarillas también favorece a tener menos síntomas.

Respecto al tratamiento en estos meses de mayor sintomatología de alergia, el experto recomienda evitar el empleo de escoba o plumero, ya que levanta el polvo depositado en el suelo y muebles y levanta el polen también, por lo que es más adecuado emplear aspiradora o mopa. Asimismo, no deben ventilarse las casas los días de viento, ya que podría introducirse polen del exterior.

En cuanto al tratamiento médico, el doctor García ha recordado que existen numerosos medicamentos como antihistamínicos, colirios, aerosoles e inhaladores, que ayudan a mitigar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. El empleo de paracetamol o antiinflamatorios no disminuye los síntomas de alergia, sino que solo ayuda a bajar parcialmente la inflamación de las fosas nasales, lo que produce un efecto descongestivo parcial.

En cualquier caso, la vacuna «sigue siendo el único tratamiento que previene la aparición de asma en los pacientes con rinitis alérgica por polen (40% de los pacientes con rinitis desarrollarán asma) y se considera curativo», ha indicado el especialista, que ha destacado que “deberá haberse realizado un correcto diagnóstico”. El empleo de la vacuna reduce pues los síntomas en un amplio porcentaje de pacientes, llegando a la curación total en algunos casos tras finalizar el tratamiento.

Diferencia entre los síntomas de alergia y de Covid-19

En cuanto a la diferencia entre la sintomatología de la alergia frente a la de Covid-19, el doctor García ha indicado que la alergia al polen provoca molestias nasales (picor de nariz, estornudos, mucosidad nasal acuosa y, a veces, congestión nasal), pero, en general, no se asocia con malestar ni con fiebre, salvo que tenga que ver con sinusitis aguda. Por otro lado, los síntomas de alergia son bastante intermitentes, ya que aparecen en el momento de estar al aire libre y empeoran a primera hora de la mañana y última de la tarde, así como en los días de más viento y mejoran o desaparecen al entrar en un lugar cerrado.

También los síntomas de la rinitis alérgica suelen remitir tras la toma de antihistamínicos. Respecto a los síntomas respiratorios (tos, ahogo, pitos), la tos seca es un síntoma común en muchas patologías. Si esa tos es debida a pólenes, aparecerá cuando el paciente haya estado al aire libre y remitirá cuando use su broncodilatador o varias horas después, cuando deje de estar expuesto al polen.