Foto de archivo de un centro de Servicios Sociales y de mayores.

Javier Collado

Bebrand

La Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Córdoba ha finalizado las pruebas en las residencias de mayores y de personas con discapacidad de Córdoba tras de haber realizado, en los últimos diez días, 9.714 test rápidos, de los que 25 han dado positivo por covid-19.

Según ha indicado la administración autonómica en una nota, los test rápidos se han llevado a cabo con el único objetivo de detectar posibles casos de covid-19 entre residentes o trabajadores, pese a que no presentaran sintomatología, y establecer los procedimientos y protocolos de aislamiento necesarios en los casos en los que se ha detectado el coronavirus y no se había desarrollado la enfermedad.

Así, la Consejería de Salud y Familias ha realizado los test en todas las residencias y centros de personas con discapacidad. De esta forma se han hecho 5.358 pruebas a residentes y 4.356 a trabajadores de estos centros en la provincia de Córdoba.

Los test rápidos han arrojado un total de 20 positivos en residentes (0,37%) y cinco en los trabajadores (0,11%) de las residencias. «En la actualidad se ha sometido a esta prueba rápida al cien por cien de la población que convive en estos centros ya sea de mayores o de personas con discapacidad, considerados como los colectivos más sensibles ante la incidencia de la pandemia generada por el coronavirus», ha resaltado la Junta.

De esta manera, la Consejería de Salud y Familias ha examinado a todos los residentes como medida preventiva que busca detectar los posibles casos asintomáticos de la enfermedad, que son personas que non desarrollan síntomas que sin embargo son portadores del virus y actúan como transmisores del covid-19 entre la población de personas de mayor edad que reside en estos centros.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.