Fotografía de archivo de un aula.

Javier Collado

Bebrand

Así lo anunció ayer la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa. Una medida acordada entre el Gobierno y las comunidades autónomas, por la que se establece que los colegios podrán abrir en verano para ofrecer clases de refuerzo voluntario a los estudiantes con problemas para seguir la educación a distancia durante el confinamiento. En esta reunión, también se ha tratado cómo cerrar el curso y examinar a los más de ocho millones de estudiantes no universitarios confinados en sus hogares.

Según el Ministerio, ambas partes han decidido no prolongar el curso más allá del mes de junio, como estaba previsto, aunque se permitirá la organización de estas actividades de refuerzo en periodo estival. La petición de abrir los colegios en verano para ofrecer clases de apoyo es una propuesta de varias organizaciones para que los estudiantes «en condiciones desfavorecidas o con desfase educativo» puedan recuperar materias, pero también para la ayuda de la conciliación de las familias «en momentos económicos que se prevén muy duros» cuando finalice el estado de alarma.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.