José Mª Bellido, alcalde de Córdoba.- Europa Press

Javier Collado

Dobuss

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, espera celebrar el jueves de la próxima semana el Pleno del Ayuntamiento, vía telemática, que permita la aprobación inicial del presupuesto, como estaba contemplado en sus cifras ya aprobadas por la Junta de Gobierno Local, con la posibilidad de incluir enmiendas, así como impulsar «un gran plan ambicioso de reconstrucción del día después», una vez pasada la situación de alarma provocada por la crisis social y sanitaria debida al coronavirus.

En una rueda de prensa telemática, el regidor ha destacado que «ahora más que nunca es el momento de que Córdoba sea lo primero, ante cualquier otra circunstancia, situación, ideología y evento», de manera que «hay que devolver a Córdoba al lugar que se merece», ha enfatizado.

En este caso, ha explicado que «eso se tiene que hacer con un gran y ambicioso plan de reconstrucción del día después, con la concertación social y con todas las fuerzas políticas», y para ello, además, «se deben aprobar los presupuestos», porque, a su juicio, «no se puede esperar más».

Al respecto, ha precisado que «ya hay una herramienta que ha aprobado el Gobierno para celebrar plenos de forma telemática», algo que quiere «impulsar en esta semana y la que viene», ha aseverado, para agregar que «la idea es que a lo largo de esta semana se pueda negociar con todos los grupos políticos, para que la semana que viene se realicen las comisiones y el Pleno de aprobación del presupuesto municipal».

De este modo, el alcalde considera que «se pueden mejorar los presupuestos» y espera que el resto de grupos estén «abiertos al diálogo y se acepte que puede haber mucho de bueno en los presupuestos que ya estaban sobre la mesa y debemos aprobar cuanto antes».

En concreto, ha comentado que el presupuesto que se presenta es «el que tiene todos los informes, porque cualquier cambio en el presupuesto, no quiere decir que se cambie con enmiendas de los grupos o el gobierno local, tiene que ser posible dentro de las enmiendas».

Y es que, «cualquier cambio de otro tipo lleva a un reinicio del expediente, que lleva a más allá del verano para aprobarlo y no se está para perder el tiempo», ha aclarado, para añadir que «hay mecanismos suficientes para con las mismas partidas acometer distintos objetivos», de cara al «plan de choque», para el que también espera conocer los recursos que permitirá habilitar el Gobierno.

El día después

Y para «el día después», el alcalde se fija, «con el máximo respeto a la concertación social y a los grupos», desarrollar varios ejes, como para «el mantenimiento del tejido económico y empresarial», con «especial atención a sectores económicos que son especialmente vulnerables ante esta situación de crisis, como el comercio, la hostelería y el turismo».

Igualmente, ha dicho que «tiene que tener un especial tratamiento la pequeña y mediana empresa y autónomos de la ciudad», de forma que espera conocer las medidas que apruebe la Junta y con ello «completar».

Asimismo, ha defendido «fomentar la contratación de empresas locales, respetando siempre la legalidad»; «contemplar la devolución de tasas, como la de ocupación de vía pública por hosteleros», y espera que «se abran posibilidades en la legislación estatal para aplicar rebajas de tasas e impuestos en próximos meses».

También, Bellido ha destacado que «hay que tener una apuesta estratégica de ciudad», como «con la transformación digital de empresas y administraciones».

Por otra parte, ha señalado a «la reactivación de la economía local, que empieza por la aprobación de los presupuestos», así como «hablar con el resto de grupos por si se puede reorientar la segunda fase de los fondos Edusi a las necesidades actuales».

Además, ha apoyado «asegurar la supervivencia de las empresas municipales y de los servicios públicos», por lo que «se incluirá un plan SOS a empresas y organismos autónomos».

Agenda de eventos y plan de solidaridad

De igual modo, el regidor ha llamado a «promocionar Córdoba y su marca, productos y el consumo local», a la par que «incentivar con campañas que durante los próximos meses los cordobeses inviertan y consuman en la ciudad y anteponer el producto local al de fuera».

El alcalde ha citado, por igual, contar con «una agenda única local de eventos para los próximos meses, donde se cuente con todos los sectores que directa o indirectamente son protagonistas», como en la feria, las cruces y el resto, así como «aquellos que no protagonizan, pero son beneficiarios directos, como los hosteleros, comerciantes y el sector turístico».

En relación a las Cruces de Mayo, ha dicho que «hay propuestas para tratar con eventos alternativos que suplan esa fiesta», para lo cual se habla con la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la ciudad, todo ello en «el marco de agenda única».

De otro lado, ha invitado a «poner en carga un plan de choque de solidaridad, que también ayude a superar la situación de emergencia social y que sea un salvavidas para el tercer sector»; «dotar de forma extraordinaria el presupuesto de ayudas de emergencia»; «ver las medidas que permiten dotar de más personal a Servicios Sociales», y «poner en marcha programas de solidaridad y refuerzo con ONG».

En palabras del primer edil, «ahora más que nunca hay que poner en marcha el plan de trabajo con los barrios más vulnerables, que ya estaba recogido en los presupuestos, de la mano de la Universidad Loyola».

Todo ello, según ha remarcado, «se hará con la concertación social, los grupos políticos y movimiento ciudadano». También, ha pedido que el Gobierno permita utilizar para las medidas el superávit municipal, que rondaría 20 millones de euros, a los que se unen dos millones que llegarían de los 300 millones de fondos extraordinarios aprobados por el Ejecutivo.