Profesionales del Reina Sofía.- Junta de Andalucía

Javier Collado

Bebrand

Alrededor de 350 profesionales (médicos, residentes, enfermeras, auxiliares y celadores) forman parte de las unidades Covid de hospitalización del Hospital Universitario Reina Sofía para atender a los pacientes con confirmación o sospecha por el nuevo coronavirus. Son nueve unidades en total que se reparten entre el Hospital General y el Provincial, están lideradas por Medicina Interna y Neumología y a ellas se van integrando profesionales de otras especialidades médicas para reforzar estos equipos.

Las unidades se van abriendo de manera gradual para dar respuesta al incremento de la demanda, que en estos momentos se mantiene estable, según ha explicado en un comunicado la Junta de Andalucía.

Manuel Luis Rodríguez Perálvarez, que es especialista en Aparato Digestivo y se ha integrado esta semana a una de las unidades Covid de Neumología, señala que «la respuesta para apoyar estos equipos ha sido inmediata y abrumadora». «Nos sumamos facultativos y residentes de la mayoría de las especialidades de forma voluntaria, siendo algunos de ellos incluso jefes de unidad», ha añadido.

Concretamente, a los equipos Covid de Neumología se han unido profesionales de Cirugía Torácica, Cardiología, Alergia y Aparato Digestivo; mientras que a las de Medicina Interna lo han hecho profesionales de Endocrinología, Neurología, Nefrología, Reumatología, Infecciosos, Oncología Médica y Dermatología. En fases más avanzadas se contempla la incorporación de especialidades quirúrgicas tanto a las Unidades Covid de hospitalización como de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La Dirección del hospital ha agradecido «la respuesta firme que este grupo de profesionales ha dado ante este escenario y que demuestra su gran vocación y compromiso con el paciente».

«El trabajo de los facultativos en los equipos Covid para atender al paciente se organiza por parejas, de modo que uno realiza el pase de planta (entra en las habitaciones y evalúa a los pacientes) mientras el otro supervisa las medidas de protección y realiza labores de apoyo logístico», ha explicado el especialista en Digestivo. A la labor de los facultativos hay que añadir la del personal de Enfermería y otros como técnicos de radiodiagnóstico, limpieza y seguridad, entre otros.

El doctor Rodríguez lleva 13 años en el Hospital Reina Sofía desde que comenzó su residencia. Aquí conoció a su pareja, Marisol Arenas De Larriva, que es neumóloga, y ahora también son pareja en uno de estos equipos Covid. «Desde el 30 de marzo realizamos el pase de planta juntos y trabajamos codo con codo, por suerte, mis compañeros de Aparato Digestivo han hecho piña para suplir el trabajo que dejamos de realizar los dos especialistas que nos hemos incorporado a los equipos Covid», ha explicado. «Todo el mundo trabaja muchísimo», ha apuntado este médico que «en poco tiempo se ha adapto para trabajar en una especialidad distinta a la suya».

Por su parte, la doctora Arenas sigue ejerciendo como neumóloga, pero en lugar de hacerlo en área de broncoscopias, como era habitual, ahora ha pasado a la planta hospitalización para atender a pie de cama a los pacientes con Covid-19. Ella misma reconoce que, aunque están «volcados en esta crisis, la situación no es fácil» porque «asumimos que el riesgo de contagio existe y que es elevado y uno de nuestros principales temores es que podamos contagiar a nuestros familiares», ha indicado.

«Ya hay compañeros contagiados que están en casa en estos momentos, que están evolucionando satisfactoriamente y que pronto estarán de vuelta, sé que todos los que se encuentran físicamente bien están contado los días para volver a arrimar el hombro», ha detallado.

Desde el punto de vista técnico, Manuel Luis Rodríguez ha señalado que «lo más engorroso es vestirse y desvestirse, pues resulta incómodo y consume gran parte de nuestro tiempo». «Los equipos de protección individual son impermeables y no transpiran, las gafas y pantallas de protección se empañan y dificultan la movilidad y los profesionales que los visten durante un turno completo tienen que ir directos a la ducha, como si hubiesen corrido una maratón y volvemos a casa muy cansados», ha señalado.

La reflexión profesional de esta pareja sobre el momento actual es que es una fase de «estirón profesional». «En nuestro hospital vamos aguantando bien por ahora, situaciones que se viven en otras zonas del país, donde hay dificultad para atender a los pacientes más críticos no se viven aquí y confiamos en que no llegue, se han puesto en marcha múltiples iniciativas para prevenir lo que ya se está produciendo en algunos hospitales de otras comunidades», han señalado.

Trabajo en equipo

«Por suerte, contamos con las mejores enfermeras y auxiliares que en estos días difíciles cuidan hasta el más mínimo detalle, todo está protocolizado y las medidas se actualizan a diario, literalmente, aunque el material de protección no nos sobra en España, esto es bien conocido, lo que sí tenemos son los profesionales sanitarios mejores del mundo y esto nos transmite seguridad», ha apuntado la doctora.

Además, en un equipo Covid, la confianza del uno en el otro es fundamental, pues «quien entra en la habitación se expone directamente y debe confiar en que el compañero ha certificado el grado máximo de protección». Por ello, «intercambiamos roles y así repartimos la exposición, estamos acostumbrados a trabajar en equipo y creo que se nos da bien», ha indicado el facultativo, añadiendo que «sabíamos que sería así porque también formamos un gran equipo en casa cuidando de nuestros tres hijos pequeños: Lucía, David y Ángel».

Finalmente, Manuel Luis y Marisol han concluido que «por suerte, contamos con una niñera excepcional en casa». «Nuestros hijos la quieren con locura»; han agregado. «Con tantos aplausos vespertinos, no queremos que la sociedad deje de agradecer la labor de las trabajadoras del hogar y cuidadoras de niños y ancianos, sin su labor esencial, los sanitarios no podríamos venir todos los días a cuidar de los pacientes», han remarcado.

Fuera físicamente de las unidades Covid de hospitalización, centenares de profesionales también participan en la atención de pacientes con Covid-19 en el Hospital Reina Sofía en las diferentes áreas: Urgencias, Cuidados Intensivos, Medicina Preventiva, Microbiología, Radiodiagnóstico, Análisis Clínicos, Pediatría, Ginecología, Infecciosos y Farmacia, entre otros. La mayoría de las unidades asistenciales se implican de algún modo en su atención y cuidados, así como todos los servicios logísticos y de soporte no asistenciales del hospital. Medicina Preventiva también se ha reforzado, especialmente con residentes de las unidades de Dermatología, Alergia, Medicina Nuclear, Anatomía Patológica y Ginecología. Además, Salud Mental presta apoyo psicológico a los profesionales que lo necesiten.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.