Imagen de archivo de una obra.

Javier Collado

Bebrand

El Gobierno anunció ayer la aprobación, que tendrá lugar en el día de hoy en el Consejo de Ministros, de la suspensión de toda actividad económica no esencial desde este lunes y hasta el próximo 9 de abril, Jueves Santo, con el fin de frenar la propagación del Covid-19. Esta acción se desarrollará con una medida excepcional por la que los trabajadores obtendrán un permiso retribuido y no perderán su salario, aunque tendrán que recuperar estas horas «de forma gradual» tras el estado de alarma.

Así, estos trabajadores no tendrán que desplazarse a sus lugares de trabajo, con lo que el Gobierno pretende conseguir el mismo nivel de movilidad (bajo) entre semana que durante el fin de semana. La recuperación de las horas retribuidas se hará «de manera paulatina y espaciada en el tiempo» mediante la negociación colectiva entre trabajador  y empresa hasta el 31 de diciembre.

Esta medida no afectará en principio a los trabajadores que ya se encontraban realizando su labor con el teletrabajo ni a aquellos que puedan acogerse a esta modalidad, aunque afectará mayormente a los empleados del sector de la industria y el textil.

A pesar de esta suspensión temporal, las empresas no podrán despedir por causas de fuerza mayor derivadas de la crisis sanitaria mientras dure el estado de alarma, aunque podrán acogerse a un ERTE.

Actividades no esenciales

La intención del Gobierno es adelantar los festivos de la Semana Santa para cerrar los servicios no esenciales con el fin de rebajar de manera significativa la movilidad y recortat en mayor medida el contagio y reducir el número de hospitalizados e ingresados en UCIs.

A lo largo de hoy se comunicarán cuáles son actividades esenciales y no esenciales que se verán afectadas por esta nueva medida, aunque es previsible que esta decisión repercuta en su mayoría al sector industrial, que se había enfoca estas últimas semanas en la fabricación necesario para la crisis, y no afectará a aquellos que estaban teletrabajando.

Lo que sí especificó el presidente del Gobierno es que las actividades esenciales, como la producción agrícola, abastecimiento de productos alimentarios o farmacéuticos, así como sanidad, continuarán con su labor ordinaria, citando también a los medios de comunicación.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.