Hospital Reina Sofía de Córdoba.- Junta de Andalucía

Javier Collado

Bebrand

EP.- CCOO de Córdoba ha afirmado que «la falta de medidas preventivas en el ámbito sanitario frente al covid-19», de la que viene avisando el sindicato «hace semanas», ha provocado que «la infección afecte, no solo a personal que atiende directamente a los pacientes, sino también a personal de administración y servicios (PAS)», con lo que en el Hospital Reina Sofía de Córdoba «hay ya más de 40 profesionales afectados, a los que se suman otros 25 en el Hospital de Cabra».

Del resto de centros sanitarios, según ha señalado en un comunicado el secretario general del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Córdoba, José Damas, «se carece de datos oficiales», pues la información de la Junta de Andalucía «llega tarde y mal, igual que las medidas de prevención».

De hecho, CCOO ha demandado a Servicios Centrales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) «información del número de profesionales afectados, por categorías y centros de trabajo, pero, a pesar de tener ese derecho, por la Ley de Prevención de riesgos laborales, la Administración ofrece datos insuficientes, tarde y mal».

En este sentido, Damas ha asegurado que las cifras ofrecidas por el consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, «no cuadran, ya que solo hablaba de personal médico, enfermero, auxilar de Enfermería y celadores, cuando tenemos conocimiento de que en la provincia de Córdoba hay casos de afectados fisioterapeutas, administrativos, pinches y personal de lavado y planchado».

Ello se debe, según el sindicato, a «la escasez de medidas preventivas, especialmente de equipos de protección individual (EPI)», así como a la carencia de «una mínima formación adecuada», lo que, unido a «la pésima organización de los recursos humanos y materiales, está provocando una situación agobiante para los profesionales de la sanidad».