Imagen de archivo de uno de los centros de El Corte Inglés.

Javier Collado

Bebrand

El Corte Inglés ha presentado esta semana un Expediente de Regulación Temporal de Empleo por causa de fuerza mayor ante el Ministerio de Trabajo, que afectará a un total de 25.900 empleados, según ha informado la compañía. En concreto, esta firma se ha acogido a las medidas habilitadas por el Gobierno por el que se declara el estado de alarma con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Según la empresa presidida por Marta Álvarez, su objetivo es «mantener el empleo», siendo una «medida temporal», que durará 14 días contados desde la fecha de la publicación del Real Decreto, y su ampliación se determinará según el actual estado de alarma. De este modo, este expediente afecta a casi el 29% de la plantilla de la entidad, viéndose afectados empleados de los grandes almacenes de El Corte Inglés, la firma Sfera y la agencia de viajes propia de la empresa.

En todos estos casos, la compañía se ha comprometido a complementar las aportaciones que realice el Estado hasta cubrir el 100% de los salarios. En concreto, los afectados son los empleados que trabajan en establecimientos a pie de calle o dentro de los centros comerciales.

Tras el estado de alarma, El Corte Inglés se ha visto obligado a cerrar todos sus centros en España, a excepción de las áreas de alimentación y productos de primera necesidad, lo que supone tener operativos cerca de 300 establecimientos, que incluyen los supermercados Supercor, Hipercor y las áreas de alimentación y gran consumo de los centros El Corte Inglés.