Pantallas protectoras fabricadas por Cruzcampo.- Cruzcampo

Javier Collado

Dobuss

Cruzcampo se suma con su fábrica de Sevilla a las inicitiavas de apoyo a los profesionales sanitarios que están surgiendo en torno a la crisis del COVID-19, fabricando máscaras pantalla de protección para personal sanitario.

La fábrica sevillana de la cervecera, pionera en el uso de impresoras 3D a nivel global dentro de la compañía, pone de esta forma sus medios y el conocimiento de sus equipos al servicio de la comunidad sanitaria en la fabricación de este elemento de protección. «La tecnología de impresión 3D se usa para diseñar y fabricar piezas que permitan mejorar la maquinaria de la propia fábrica. Ahora, tendrá otra utilidad: a partir de un diseño de código abierto, estamos produciendo máscaras 3D para proteger a los sanitarios», explica Juan Candau, director de la fábrica de Sevilla.

Una doctora del hospital Virgen Macarena de Sevilla, con una de las pantallas fabricadas por Cruzcampo.- Cruzcampo

Compuestas por una visera realizada en acetato, las primeras muestras fueron llevadas al Hospital Virgen Macarena el pasado lunes 23 para probar su efectividad en la protección del personal sanitario, tanto en UCIS como en quirófanos, efectividad que ha sido corroborada por el departamento de Riesgos Laborales del propio centro hospitalario. Asimismo, se ha comprobado que las máscaras son útiles para protegerse de tos o estornudos a la hora de atender a enfermos y que pueden ser reutilizadas una vez desinfectadas.

La Policía Nacional ha sido la encargada de hacer hoy la primera entrega en el Hospital Virgen Macarena de 144 unidades de máscaras protectoras. La fábrica de Cruzcampo en Sevilla tiene una capacidad de producción de hasta 120 máscaras protectoras diarias con 3 turnos de trabajo, que ha puesto ya a disposición de la Delegación Territorial de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía en Sevilla y del Área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Sevilla para su distribución en centros sanitarios públicos y privados de toda la provincia, así como para atender necesidades relacionadas con esta área del consistorio.

La tecnología 3D también se ha utilizado para desarrollar y producir otras piezas con el objetivo de ayudar a prevenir contactos por COVID-19 entre el propio personal de las fábricas de la cervecera, como dispositivos para la apertura de puertas, presionar pulsadores o en los grifos para abrir con el codo, evitando así usar las manos. De esta manera, HEINEKEN España quiere mostrar su apoyo a la sociedad, con especial mención al trabajo enorme de las autoridades sanitarias y el personal médico.

Esta iniciativa se suma a las medidas que la compañía cervecera está tomando en relación a la situación originada por el COVID19.