Imagen de la capilla de San José de la Mezquita-Catedral.- Cabildo Catedral de Córdoba

Javier Collado

Bebrand

Ante la crisis del coronavirus y las graves consecuencias humanas y económicas que está provocando, el Cabildo Catedral de Córdoba va a destinar 100.000 euros a la compra de material sanitario, que se canalizará a través de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, con el objetivo final de «ayudar a luchar contra esta enfermedad y a quienes más la están sufriendo».

En este sentido y en un comunicado, el deán-presidente del Cabildo Catedral, Manuel Pérez Moya, ha subrayado que, «en una situación así y como siempre ha hecho, el Cabildo quiere estar al lado de la sociedad cordobesa y, en especial, al lado de quienes más lo necesitan. En esta crisis, todos debemos ayudar y el Cabildo quiere así aportar su granito de arena, porque lo más importante en esta situación son las personas».

De igual forma, el Cabildo Catedral se compromete a «mantener el empleo de todos sus trabajadores y a no realizar ningún expediente de regulación temporal de empleo (ERTE)». En total forman parte de la plantilla un total de 95 trabajadores, más otros 56 correspondientes a empresas contratadas, «lo que suma un total de 151 personas a las que se les garantiza el empleo».

Pérez Moya ha señalado que «el personal del Cabildo es lo más importante de esta institución, ya que es su trabajo diario, su dedicación e ilusión por hacer las cosas bien, lo que permite que todos podamos disfrutar de la Mezquita-Catedral, y en un contexto así queremos estar con ellos».

Por otra parte, el Cabildo ha puesto a disposición de las autoridades una impresora 3D que va a comenzar a elaborar diverso material, como viseras protectoras para el virus, que irán destinadas al Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba. Esta impresora tiene capacidad para producir 15 unidades diarias.

Por último, el Cabildo ha acordado también proceder al cierre total de la Mezquita-Catedral, para garantizar la salud de los trabajadores y sus familias, manteniéndose únicamente el culto que se retransmite a través de distintas plataformas y medios de comunicación.