Cristina Rodríguez, una de las directoras del centro de formación Smaland.

Javier Collado

Dobuss

El centro de formación Smaland, ubicado en la plaza Flor del Olivo, conoce de primera mano las necesidades del alumno a la hora de estudiar y formarse. Por ello, ante la situación de confinamiento, «hemos pasado todas nuestras clases a formato online, gracias a diferentes plataformas para seguir dándoles servicios a nuestros alumnos», nos cuenta Cristina Rodríguez, una de las directoras del centro.

«Es muy importante que mantengamos una rutina, de cara que nuestros alumnos puedan mantener al máximo su forma de estudiar, sus hábitos y sus costumbres», por ello continúan rigiéndose por su horario habitual de clases, solo que ahora son por Skype.

«Seguimos dando clases todas nuestras clases», afirma Cristina, además de sus clases particulares «face to face, vía online, para que nuestros alumnos tengan más atención por nuestra parte», ya que, como afirma la directora, «sin ir al cole ni tener clases presenciales es cuando el alumno necesita más apoyo y atención por nuestra parte»

Del mismo modo opina Nuria Liñán, la otra directora del centro de formación Smaland y que también desempeña su labor docente desde casa. «Desde el minuto cero nos adaptamos a dar las clases por plataformas online», nos cuenta, «para que nuestros alumnos sigan con su formación independientemente de la situación».

El centro de formación Smaland oferta clases de apoyo en diferentes niveles, desde Primaria hasta Ciclos Formativos, así como preparación para la Selectividad o para el acceso a la universidad para mayores. Idiomas y clases particulares con el alumnos completan la oferta de este centro, que está disponible para cualquier interesado a través de teléfono o whatsapp en los números 627502145 y 649838937.