Rectorado de la Universidad de Córdoba.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

La Universidad de Córdoba ha informado a través de una nota de prensa que «tras la declaración del estado de alarma por el Covid-19 y la orden de 13 de marzo de 2020 por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en la comunidad de Andalucía como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus y en virtud de la comparecencia pública del presidente del Gobierno en el día de ayer, para pedir que se extremen las medidas de contingencia y el mantenimiento del estado de alarma durante 15 días más, esta Universidad ha resuelto el cierre total de las instalaciones, excepto Rectorado, Campus de Rabanales y Residencias Universitarias, que tendrán acceso restringido».

Además, la universidad ha detallado que todo el personal que necesite recoger material «indispensable para cumplir con el teletrabajo», tendrá acceso a sus centros durante el día de hoy, de 9.00 a 15.00h. Así, a partir de mañana, todos los edificios de la universidad, excepto los mencionados, «permanecerán cerrados, estando restringido el acceso a los edificios exceptuados, que estarán controlados por personal de seguridad».

Del mismo modo, informa que de que el personal de la Universidad de Córdoba que necesite acceder a Rabanales a partir del próximo miércoles para el cuidado de animales y/o plantas en instalaciones no centralizadas, o atender alguna investigación puntual, «deberá solicitar autorización«, estando esta «limitada al tiempo mínimo imprescindible para realizar la labor indicada».

Por su parte, los servicios de seguridad de toda la universidad, los de limpieza de las instalaciones en las que haya personal, así como los de restauración, lavandería control de acceso en los colegios mayores, «quedarán limitados al mínimo imprescindible para mantener las instalaciones en las condiciones adecuadas a la situación», apuntan en el comunicado, concluyendo con que este «estado de cierre» de las instalaciones «se mantendrá hasta su levantamiento por nueva resolución rectoral».