Rectorado de la Universidad de Córdoba.- Archivo

Javier Collado

Bebrand

El vicerrector de Acceso y Programas de Movilidad de la Universidad de Córdoba, Alfonso Zamorano, ante la situación generada por la expansión del coronavirus en Italia y en otros países donde cursan estudios alumnos de la UCO, con becas Erasmus y a través de otros programas internacionales, ha destacado que el Rectorado está «en continuo contacto» con dichos estudiantes en el extranjero.

En este sentido y en declaraciones a Europa Press, Zamorano ha anunciado que «se envía un correo a todos los estudiantes internacionales con una relación de preguntas frecuentes» y sus correspondientes respuestas, recogiendo así «todas las inquietudes que se han manifestado a lo largo de estos días, para que las tengan por escrito».

De esta forma, según ha señalado, «se les indica», respecto a «cada una esas preguntas, pues lo que deben hacer en cada en cada caso» y, para ello, la UCO ya ha «revisado los documentos y se les enviará» el correo, «en español a los estudiantes de la UCO en programas de movilidad, y también se le enviará en inglés a los estudiantes que tenemos de otros países en nuestra universidad».

Esta es la última medida adoptada, pero lo cierto es que la UCO, «desde finales del pasado febrero», está «en contacto con todos los estudiantes internacionales, sobre todo y en primera instancia con los de Italia, donde teníamos 168 estudiantes, según nos constaba, mientas que a día de hoy» mantiene el contacto «con todos los estudiantes» de la UCO que participan «en distintos programas internacionales».

En este punto, Zamorano ha reconocido que «saber el número exacto de estudiantes que han vuelto» desde el extranjero a Córdoba, «o los que permanecen» en otros países «es complicado, porque la situación, como bien se sabe, cambia de un día para otro».

Lo que sí puede afirmar Zamorano es que, «desde el desde el Rectorado de la Universidad de Córdoba, a través de la Oficina de Relaciones Internacionales se está en continuo contacto con todos los estudiantes, y se responde todos los días a las preguntas y los correos, e incluso las llamadas que se que se reciben en la Oficina, e intentamos darle una solución rápida a cada una de las cuestiones que se que se plantean».

Por su parte y desde la Universidad «se les trasladan tres ideas fundamentales, que son, en primer lugar, que se intenten seguir en la medida de lo posible con el máximo rigor la instrucciones que cada universidad de destino y los gobiernos del país en el que se encuentren les estén dando».

«En segundo lugar, que si algún estudiante decide volver, debe comunicarlo primero a ‘erasmus.estudios@uco.es’, que es el correo de la Oficina de Relaciones Internacionales», desde donde les darán respuesta «a todo» lo que planteen y, «una vez que lo comuniquen» y, tras «haber sido declarada ésta una situación de fuerza mayor por la Unión Europea (UE), pues «no tendrán que devolver la beca y, dentro de lo posible», la UCO «arbitrará medidas para que puedan paliar esta situación, desde el punto de vista económico».

El vicerrector de la UCO ha explicado que a los alumnos «también se les insiste para que tengan en cuenta que, desde el punto de vista legal, a día de hoy y en temas de repatriación», la Universidad no puede «hacer nada, porque es una cuestión que atañe al Ministerio de Asuntos Exteriores, con el que estamos en continuo contacto todas las universidades», de modo que «cada una de las informaciones» que llegan a la UCO por este conducto, se traslada a los estudiantes.

En tercer lugar y desde el punto de vista académico, Zamorano ha indicado, desde la UCO, se recomienda a los estudiantes en el extranjero «que escriban a los vicedecanos y subdirectores responsables de cada uno de los centros», para llevar a cabo «las modificaciones oportunas en el en el acuerdo de estudios».

En concreto, «la instrucción que desde la Universidad se da todos los centros es que sean lo más flexibles posibles, desde el punto de vista académico», en cuanto a que «se modifiquen los acuerdos de estudios dependiendo de cada uno de los estudiantes y que se incorporen a nuestra docencia de manera regular», gracias a que la UCO tiene «implantado» el sistema de docencia ‘online’.

En definitiva, según ha concluido Zamorano, desde la UCO «se intenta transmitir siempre la máxima tranquilidad, pues estamos aquí para apoyar los estudiantes, ante sus preguntas e inquietudes», ante la situación generada por la expansión del Covid-19.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.