Ezequiel Alcalde, del despacho Alcalde Abogados, teletrabajando.- Córdoba Digital

Javier Collado

Bebrand

Renovarse o morir. Esa es la idea con la que numerosas empresas de Córdoba han dado una vuelta de tuerca a sus negocios para «renovarse» y adaptarse a la situación provocada por el estado de alarma en todo el país. Como, por ejemplo, el despacho cordobés Alcalde Abogados.

«Que estemos confinados en casa no significa que nuestro despacho no esté trabajando o no atendamos a nuestros clientes», al contrario. Eso nos cuenta Ezequiel Alcalde, mientras nos enseña la oficina improvisada en su casa, cumpliendo con la orden de confinamiento.

Este despacho cordobés ha optado por servirse de todas las herramientas digitales para poder seguir con su trabajo y, sobre todo, prestar ayuda legal a todos los que lo necesiten, así como seguir atendiendo a sus clientes. «Contamos con un programa de gestión, que está en la nube, y seguimos atendiendo perfectamente a través de nuestro correo electrónico, teléfono o la web». Además, «estamos subiendo contenido de interés a nuestra web, como por ejemplo un modelo de solicitud de ERTE por causa mayor, para que se lo pueda descargar quien lo necesite».

«Estar en casa no significa que no podamos trabajar», destaca Ezequiel. «Trabajando, pasa antes», apunta. Y, recordad, #quédateencasa, que numerosas empresas como Alcalde Abogados seguirán velando por ofrecer todos sus servicios, también, desde casa.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.