Fotografía de archivo de una gente de la Policía Local.

Javier Collado

Dobuss

La Policía Local de Córdoba ha interpuesto 16 denuncias y ha ordenado el cierre de dos establecimientos por el incumplimiento del decreto que establece el estado de alarma ante la situación generada por el coronavirus, según recoge el parte del primer turno de este martes del que informa el Ayuntamiento.

Al respecto, este lunes los agentes han ordenado el desalojo y cierre de un gimnasio y un locutorio, además del cierre de otros nueve establecimientos y llevar a cabo ocho advertencias/recomendaciones a negocios y sus propietarios.

Igualmente, el domingo ya hubo un total de 13 intervenciones centradas en algunos establecimientos de hostelería abiertos al público y en uno hubo una sanción, «porque tenía público dentro», según ha comentado este lunes el alcalde, José María Bellido.

No obstante, según ha dicho, «no ha habido apenas incidencias en el control de la movilidad en la ciudad por la Policía Local», por lo que hay «una respuesta ejemplar de la ciudadanía».