Fotografía de archivo de un quirófano.

Javier Collado

Dobuss

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía anunció ayer en rueda de prensa que comenzarían esta semana a suspender actuaciones de cirugía no oncológica en toda la comunidad, con el fin de reservar la disponibilidad de plazas en los centros hospitalarios a posibles pacientes del Covid-19, así como aplazas o suspender «todas las consultas de revisión no oncológica o de pruebas diagnósticas en pacientes no oncológicos en función de la disponibilidad de personal asistencial y situación epidémica local».

Así lo anunció ayer Jesús Aguirre en una rueda de prensa junto al vicepresidente de la Junta, Juan Marín, tras la reunión del gabinete de crisis creado por el Gobierno autonómico ante la situación actual. «Teniendo en cuenta la evolución de la pandemia, estamos poniendo en marcha todos los plantes de contingencia», afirma Aguirre, tanto en hospitales privados como públicos, «con el fin claro de tener el máximo número de camas en UCI dispuestas y una reserva hospitalaria importante en las unidades de recuperación».

Además, por parte de la Consejería de Salud, se ha autorizado la disminución, el aplazamiento o la suspensión de la cirugía mayor ambulatoria en función de la disponibilidad del personal asistencial». También, «se mantienen totalmente operativas las consultas y cirugías de urgencias, partos, cesáreas, así como la actividad relacionada con transplantes, transfusiones, seguimiento y tratamiento de patologías cuya complejidad requiera soporte hospitalario», ha destacado el consejero.