Parte de los productos repartidos por el Banco de Alimentos, en una imagen de archivo.

Javier Collado

Dobuss

El Banco de Alimentos Medina Azahara de Córdoba, ante la situación generada en estos momentos por el coronavirus, sigue «abierto y repartiendo alimentos» a las entidades asistenciales inscritas en él gracias al personal y voluntariado que sigue «colaborando en todo momento, extremando las medidas de seguridad y autoprotección establecidas» y con la voluntad firme de seguir atendiendo a los necesitados a pesar de las limitaciones.

Así lo ha indicado el Banco de Alimentos en una nota en la que ha detallado que el Plan FEAD sigue entregando los alimentos la tercera fase de 2019 que había comenzado a finales de febrero, mientras que el plan FEGA de frutas y hortalizas «tiene previsto repartir miércoles naranjas y jueves tomates y pimientos».

Todo ello con la «indicación expresa» de que «las entidades solo pueden hacerlo, para evitar aglomeraciones, de una en una según turno y permaneciendo en sus vehículos hasta que le corresponda». Además, «tienen que ayudar en la carga las cajas puesto que no disponemos del personal habitual que colabora en esta labor», ha señalado el banco.

Por otro lado, los alimentos procedentes de las operaciones Kilo «solo se entregarán a las instituciones que no estén inscritas en el programa FEAD», pues, «al haberse suspendido las colectas, conviene administrar las existencias entre todas las instituciones», ha apostillado la institución.