Operativo de drogas y alcohol de la Guardia Civil - GUARDIA CIVIL - Archivo

Javier Collado

Dobuss

La Guardia Civil de Tráfico de Córdoba ha interceptado en la carretera N-IV a un conductor de un camión que ha arrojado resultado positivo en alcoholemia, en este caso sextuplicaba la tasa permitida, y que es reincidente al constarle dos antecedentes policiales por sendos delitos contra la seguridad vial por alcoholemia positiva.

Según informa la Benemérita, sobre las 17,40 horas del día 9 de marzo una patrulla de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Córdoba, cuando se encontraba realizando un control de velocidad en el kilómetro 371,7 de la carretera N-IV, observó la circulación en «aparente velocidad inadecuada» al tomar una curva de un camión.

Ante ello, le dieron el alto y apreciaron en su conductor síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que le realizaron la prueba de alcoholemia, arrojando resultado positivo de 0,98 y 0,91 mg/l, en primera y segunda prueba, respectivamente.

Así, se han instruido diligencias por delito contra la seguridad vial, castigado con las penas de prisión de tres a seis meses o multa de seis a 12 meses o con trabajo en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

El Instituto Armado reseña que, por las características del vehículo, su conductor, como profesional del transporte, sextuplicada la tasa permitida, por lo cual, «gracias a la actuación de las Fuerzas del Subsector de Tráfico de Córdoba, en su constante labor de vigilancia y control del tráfico, se ha evitado un accidente de circulación de consecuencias imprevisibles».