De izquierda a derecha: María Rosal y Lourdes Arroyo.-G.C

Javier Collado

Dobuss

Ayer fue presentada en el Rectorado la campaña ‘Igualda:) no da igual. La educación lo cambia todo. La UCO libre violencia machista’. Al acto asistieron María Rosal, directora de la Unidad de Igualdad de la UCO, y Lourdes Arroyo, coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). Se trata de una campaña de sensibilización para toda la comunidad universitaria que tiene como objetivo declarar la Universidad de Córdoba como libre de violencia machista a través de mensajes positivos, en este caso: la educación lo cambia todo. De este modo, dicha campaña de sensibilización se inscribe dentro de las acciones del Pacto de Estado en Materia de Violencia de Género. 

Durante la presentación de la campaña, María Rosal señaló que «si queremos una ciudadanía plenamente democrática y si perseguimos con toda nuestra energía y nuestro trabajo una igualdad real, entendemos que la educación es la base necesaria e imprescindible para conseguirlo». En esta línea ha indicado que la UCO, como institución promotora de valores, «no solo se limita a trabajar en la propia comunidad universitaria sino que también dirige sus mensajes a la ciudadanía». Por eso, la campaña se extiende a mensajes publicitarios en tres líneas de autobuses urbanos y marquesinas de Aucorsa. Además, en todos los centros de la UCO se han instalado lonas publicitarias con el mismo mensaje: la educación lo cambia todo. Rosal ha señalado que «la Universidad de Córdoba, a través de su II Plan de Igualdad, y de todas las acciones de formación y sensibilización que realiza junto al IAM, Diputación, Ayuntamiento y otras instituciones, continúa trabajando para conseguir la igualdad real».

Por su parte, Lourdes Arroyo, ha destacado que las acciones formativas en materia de violencia de género que se van a impartir durante el mes de marzo en distintos centros de la UCO responden a «una demanda en sensibilización y educación necesaria en los futuros profesionales que se forman en la Universidad». Arroyo ha señalado que «desde el IAM creemos que esto es fundamental, porque la solución a la violencia género pasa por la educación». En este sentido, ha agradecido el «gesto continuo de la UCO, porque entendemos que de otra forma no se puede conseguir eliminar la violencia de género».