Palio de la Hermandad de la O, en procesión.- Pro-Hermandad de la O

Javier Collado

Bebrand

EP.- La teniente de alcalde de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Córdoba, Eva Contador, ha autorizado el montaje y desmontaje del paso procesional de la Prohermandad de la O en el patio del Centro Cívico de Levante.

De esta manera, atiende a la solicitud formulada por esta hermandad, fechada el día 3 de febrero de 2020, a la vista de «una actividad de imposible realización en la parroquia, debido, según una instancia anterior, a la reducida dimensión de su puerta y a la falta de medios económicos para efectuar el montaje en la vía pública», según ha avanzado el gobierno local en una nota.

La autorización, que se extiende desde el 30 de marzo hasta el día 14 de abril, «no entra en colisión» con el artículo 51 del Reglamento de Funcionamiento de los Centros Cívicos Municipales, dado que, como ya expresó en su día la hermandad y avalaron los informes técnicos del secretario del Pleno y de la asesoría jurídica municipal, fechados en marzo de 2019, «no se realizaría en el centro cívico ninguna actividad religiosa, ya que esta comenzaría en la vía pública».

Este hecho ya fue descrito en el informe de la asesoría jurídica municipal, de fecha 15 de marzo de 2019, en el que se concluía que «cabría autorizar la ocupación solicitada del espacio exterior del CCM para el montaje y desmontaje del paso procesional a través de una autorización de uso común especial con las condiciones adecuadas respecto del horario, vigilancia y cuidado, pero no la salida procesional por ser este un acto de alto contenido y sentimiento religioso».

Del mismo modo, en el informe solicitado a tal efecto para la autorización de este año 2020, el titular de la asesoría jurídica pone de manifiesto que «tampoco en 2020 existen obstáculos legales o reglamentarios que impidan el desarrollo de la actividad pretendida, montaje y desmontaje de un paso, en el patio del Centro Cívico Municipal Levante».

«Y ello por cuanto la actividad pretendida revela una naturaleza meramente técnica y mecánica y no religiosa, sin perjuicio de que sea necesaria para posibilitar los actos de culto posteriores», según se añade, para apostillar que «no pueden ser confundidas ambas actividades: así como el montaje de una mesa desde la que se impartirán clases de religión no tiene significado religioso alguno, así tampoco lo tiene el montaje de elementos que luego serán utilizados en una actividad procesional posterior y diferenciada de la de su ensamblaje».

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.