Imagen de ungulados en Parque Nacional-.UCO

Javier Collado

Dobuss

El director de la Unidad de Investigación de Recursos Cinegéticos y Piscícolas de la Universidad de Córdoba, Juan Carranza, ha participado junto a un equipo de investigación formado por personal de entidades investigadoras a nivel internacional en un estudio sobre la gestión de ungulados en los Parques Nacionales Europeos, ya que despierta polémicas entre el personal investigador, las administraciones públicas y la sociedad en general debido a que se lleva a cabo con criterios muy dispares, haciendo difícil un manejo adecuado y compartido de la vida silvestre en estos lugares.

De este modo, en ‘Ungulate management in European national parks: Why a more integrated European policy is needed’, publicado en Joournal of Environmental Management se han estudiado 209 parques nacionales en 29 países de Europa, con la participación de investigadores de esos 29 estados y con la colaboración de las administraciones gestoras de los parques.

En el análisis de la problemática de la conservación de los parques naturales, centrada en los Ungulados, se pone de manifiesto las diferencias en el manejo y en el nivel de intervención en los diferentes países. Estas diferencias se dan, por ejemplo, en los criterios para la composición de especies, incluyendo los carnívoros más problemáticos como el lobo o el oso, en el control que se lleva a cabo de los ungulados, si se cazan o se llevan a cabo acciones de control poblacional, o en la aportación o no de alimentación suplementaria. De este modo, los criterios de manejo  mencionados suelen dar lugar a controversias protagonizadas por entidades con fines y visiones opuestos. Todo ello hace que la conclusión del trabajo resalte la necesidad de establecer una normativa que instaure un marco común de actuación a nivel de Europa. Es decir, con una legislación general para el manejo de la vida silvestre en estos parajes, así se mejorará la protección de la vida salvaje en los Parques Nacionales.