Ruta a caballo-. Facebook Entre Toros y Caballos

Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

Cada 14 de febrero se recuerda a San Valentín. Una festividad de origen cristiano proveniente de las buenas obras realizadas por San Valentín de Roma, al cual se le considera patrono de los enamorados. Según la tradición, durante la persecución a los cristianos en los primeros siglos, el santo ponía en riesgo su vida para unir a las parejas en matrimonio. Es por esta razón que a San Valentín se le suele relacionar con el amor y la afectividad.

Un día muy especial donde se resalta la importancia del amor. Por ello, tradicionalmente entre los enamorados se envían postales, se hacen regalos o hacen planes, ya que, desde que se levantan son conscientes que hay algo distinto en este día. La mayoría organizan planes que puedan hacer juntos y que impresionen al otro. Pero, el mayor problema está en el momento de decidir qué tipo de regalo pueden adquirir o qué plan organizar que conmueva a la pareja y no sea lo típico.

Por ello, te proponemos algunas ideas para llevar a cabo y así hacerlo distinto:

  • Para todos aquellos amantes del campo y la hípica, nada mejor que un paseo a caballo por el Parque Natural de la Sierra de Hornachuelos reconocido como uno de los más bellos escenarios naturales de la Península Ibérica. Actualmente, es una de las principales reservas de caza del territorio nacional, albergando especies como el ciervo, el águila real o el lince.
  • Un plan similar, pero al mismo tiempo diferente dirigido a los enamorados del campo bravo es un apasionante safari taurino. Además de vivir momentos emocionantes y únicos, eso si, de una forma segura, conocerás una ganadería de toros bravos, ubicada en la finca Villalobillos en la carretera de Palma del Río, de gran solera taurina, para que descubras cómo se cría y cuida el ganado de lidia en su hábitat natural de la dehesa. Además, tendrás la oportunidad de pasear entre las reses, averiguar  todos los entresijos del manejo del ganado de la mano de su mayoral, así como vivir en primera persona la alimentación de los toros. Para añadir más romanticismo a este maravilloso plan puedes disfrutar de un picnic campero debajo de las encinas.
  • Una opción distinta para los que prefieran un plan más relajado, a veinte minutos de la capital, en plena naturaleza, se halla el Balneario Aguas de Villaharta. Un lugar rodeado de chaparros centenarios, a tan solo unos metros del camino mozárabe de Santiago, encontrarás un sitio único donde una arquitectura respetuosa con el medio se alía con un paisaje de ensueño, el cual combina el alojamiento con el cuidado del cuerpo gracias al spa con el que cuenta y los masajes que ofrece.
  • Otra idea especial enfocada a los apasionados de la gastronomía y del buen comer es una romántica cena a la luz de las velas en el restaurante La Casa de Manolete Bistró, ubicado en el emblemático edificio de la avenida de Cervantes que tiene tres partes diferentes orientadas  a la restauración, el patrimonio y la formación: La Casa de Manolete Bistró, un restaurante clásico; A flor de piel, un espacio gastronómico de alto nivel que incluye  una visita guiada a la casa y una escuela de hostelería denominada Centro Superior de Artes y Ciencias Gastronómicas.
  • Una alternativa poco usual y al mismo tiempo para decididos es un paseo en piragua por el río Guadalquivir, el pantano de Navallana o el Arenoso. Siempre acompañados de un guía y por aguas tranquilas y seguras. Se puede gestionar a través del portal de reservas Yumping.es.

Será imposible resistirse a una de estas alternativas para celebrar San Valentín gracias a su aire tan novedoso y fuera de lo común. Quién sabe, igual entre safari por el campo y paseo en piragua sale más de una boda.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.