Presentación de los nuevos vehículos de Emacsa.- Emacsa

Javier Collado

Dobuss

Emacsa comienza la renovación de su flota de vehículos con la incorporación de 24 vehículos, que vendrán a sustituir a los de mayor antigüedad, con criterios de sostenibilidad medioambiental.

Así lo ha señalado el presidente de Emacsa, Ramón Díaz-Castellanos, durante la presentación de los nuevos vehículos en la ETAP de Villa Azul, donde ha estado acompañado del gerente de Emacsa, Rafael Carlos Serrano, y del gerente de la empresa adjudicataria, Mezquita Motor, Antonio Jesús Gil.

Se trata de 16 vehículos de carga en régimen de alquiler y 8 vehículos en propiedad, que utilizan como combustible Gas Licuado del Petróleo (GLP), teniendo la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico por sus bajas emisiones. En concreto, los vehículos que se incorporan son 23 furgonetas Dacia Dokker Van GLP y un Dacia Sandero GLP.

Estas nuevas incorporaciones vendrán a sustituir tanto a vehículos en régimen de alquiler, cuyo contrato ha vencido, como a vehículos de más de 10 años de antigüedad, con los que Emacsa realiza labores de mantenimiento de las redes de abastecimiento y alcantarillado de la ciudad de Córdoba.

Los nuevos vehículos forman parte del programa de renovación de la flota aprobado por el Consejo de Administración de la empresa en el mes de septiembre, cuando se abrió expediente para la renovación progresiva de los 81 que componen la flota de Emacsa.

El presupuesto global destinado a estas 24 incorporaciones es de 307.946€, con una duración máxima, en caso del alquiler, de 5 años.

Los criterios para la adjudicación de estos vehículos, que ha recaído en la empresa cordobesa Mezquita Motor, han estado sujetos fundamentalmente a la responsabilidad medioambiental, lo que se ha traducido en la adquisición de vehículos que cuidan sus emisiones y que garantizan el respeto al entorno natural y urbano. Se ha valorado muy especialmente el tipo de motorización, el consumo urbano y las emisiones.

«El objetivo es llevar a cabo una renovación de la flota que responda al compromiso que desde Emacsa venimos demostrando con el cuidado del medio ambiente, y que al mismo tiempo nos permita prestar un mejor servicio a nuestros usuarios, ya que hay vehículos con más de 10 años de antigüedad que requieren una modernización», ha destacado el presidente de Emacsa.

Por su parte, el gerente de Mezquita Motor, Antonio Jesús Gil, ha destacado que «con esta incorporación de vehículos ECO, Emacsa pasa a ser una de las empresas de Córdoba con menor huella de carbono en sus emisiones».