Voluntarios participantes en la recogida de basura del pasado mes de noviembre en Écija.- C. D.

Javier Collado

Aquasierra

Dobuss

Estos son los objetivos con los que nació la primera iniciativa de recogida de basura del movimiento juvenil ‘Sol Rebelde Écija’ el pasado mes de noviembre, «crear conciencia y respeto por el medio ambiente». Así, este grupo de jóvenes y familiares vuelven a salir a la calle con una nueva recogida de basura el próximo 26 de enero en la localidad sevillana vecina.

Todo surgió a partir de una queja de un vecino de la localidad para visibilizar el estado de abandono que presentaban las zonas verdes aledañas al río Genil en Écija. En solo unas horas, una multitud de vecinos se unieron al llamamiento, motivando a varios jóvenes a organizar la recogida de basura del pasado 3 de noviembre, que abarcó los márgenes del carril bici entre el Parque San Pablo y el Polideportivo Municipal El Valle, donde se ubicaba el antiguo cauce del río. Esa cita llegó a congregar a más de 60 voluntarios, recogiendo en tres horas un total de 14 metros cúbicos de desechos. Pero, para la organización, «lo más positivo de aquel día fue la presencia de niñas y niños que participaron activamente». Por que la educación ambiental desde pequeños es esencial para crear futuros jóvenes respetuosos con el medio ambiente.

«Es una oportunidad excelente para despertar el interés de nuestros hijos por el respero hacia el medio ambiente», comentaban padres y madres que acudieron a la primera recogida.

Esta iniciativa pionera no tiene fronteras. Acoge a cualquier persona que quiera trabajar y aunar sus fuerzas por un futuro mejor para los más pequeños de la casa, en un medio ambiente sano y cuidado. Mediante los lemas «la basura no se recoge sola» y «no hay un planeta B», este grupo de jóvenes concienciados pretender manifestar la importancia de pequeños gestos y actos simbólicos como los que pretenden llevar a cabo más adelante y servir como ejemplo a otros movimientos juveniles, o no, de cualquier provincia.

Este domingo 26 de enero, a las 10 de la mañana en el monumento de San Pablo, dentro del Parque San Pablo de la localidad astigitana, este grupo volverá a dar una lección de conciencia y moral con una nueva recogida de basuras, en la que será bien recibido cualquier persona (sea o no de Écija) que quiera participar.