Centro Penitenciario de Alcolea. - Europa Press

Javier Collado

Dobuss

CSIF Córdoba ha denunciado a través de una nota de prensa la agresión a tres funcionarios del Centro Penitenciario de Alcolea, que ha tenido lugar, según apuntan, «a manos de un interno», en el día de ayer.

El sindicato resalta que, «una vez más, hechos como estos demuestran la falta de de seguridad para los funcionarios a la hora de desarrollar su labor y la escasez de personal existente en la prisión a día de hoy».

Del mismo modo, fuentes de CSIF han informado de que los hechos ocurrieron sobre las 13.30 horas de ayer en un módulo donde se encuentran presos de especial peligrosidad y en el momento del traslado a un recluso hasta su celda por parte de los funcionarios, después de haber sido atendido en Enfermería. En ese momento, «el interno se abalanzó contra los trabajadores, propinando un puñetazo en la cabeza a uno de ellos, dándole un codazo en un costado a otro y pegándole una patada en una pierna a otro». Además, apunta el sindicato en la nota, «el recluso amenazó de muerte a todos los funcionarios que estaban presentes allí». Los profesionales agredidos fueron atendidos por los servicios médicos de la prisión por las lesiones sufridas.

CSIF «condena esta nueva agresión» a los funcionarios del centro y reclama que se cubran las necesidades de personal que actualmente tiene el centro penitenciario, ya que «este déficit de efectivos menoscaba la seguridad de los trabajadores». Además, el sindicato pide y reclama que los funcionarios penitenciarios sean reconocidos como agentes de la autoridad.