Juicio a la mujer acusada de asesinar a su vecina, una mujer de 80 años, en Ciudad Jardín en la capital cordobesa. - EUROPA PRESS

Javier Collado

Bebrand

EUROPA PRESS.- El jurado de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba ha declarado culpable por unanimidad a la mujer de unos 70 años acusada de asesinar a su vecina, una mujer de 80 años, tras supuestamente clavarle un cuchillo y asfixiarla hasta la muerte en el barrio de Ciudad Jardín de la capital cordobesa el día 7 de junio del año 2018, hechos por los que se enfrenta a una pena de diez años y once meses de cárcel.

Al respecto, el jurado considera culpable a la mujer «en base a la confesión de la misma, realizada en el acto del juicio y corroborada por la declaración de un agente de la Policía Nacional, así como por la de los médicos forenses, que confirman los hechos y los ratifican».

En este sentido, ven probada «la alevosía, en base al reconocimiento por parte de la acusada de los hechos, quien manifestó que el apuñalamiento fue por detrás», al tiempo que «la asfixia se produjo sin que hubiera posibilidad de defensa de la víctima, que estaba boca arriba e inmovilizada por la posición de la procesada sobre ella, siendo la asfixia la causa de la muerte».

Igualmente, han destacado que está «probada la reparación del daño», tras expresar la acusada que es propietaria de una plaza de aparcamiento y «hace dación en pago de la referida» a los perjudicados, familiares de la víctima, «en concepto de parte de la indemnización reclamada en la causa».

Asimismo, han expuesto que «en caso de ser condenada y de que concurran las circunstancias legales necesarias no debe proponerse al Gobierno el indulto de la pena que le sea impuesta», al tiempo que estiman que «no deben concederse los beneficios de la condena condicional».

Entretanto, la Fiscalía ha solicitado que le impongan diez años y once meses de cárcel, frente a los 17 iniciales que pedía, así como un total de 15 años de orden de alejamiento de los familiares de la víctima, petición a la que se han adherido tanto la acusación particular, como la defensa.