Foto de Archivo de los Baños de Popea.- fotonatura.org

Javier Collado

Dobuss

EP.- El delegado de Infraestructuras del Ayuntamiento de Córdoba, David Dorado, informó ayer de que se ha arreglado con más de 39.000 euros el camino que va de Santa María de Trassierra a los Baños de Popea, al encontrarse en «mal estado con numerosos baches», de modo que ahora se permite la circulación de vehículos para acceder a las viviendas de la zona, en suelo urbano, aunque está prohibido el aparcamiento.

En una rueda de prensa, acompañado por la delegada de Alcaldía en Trassierra, María José Fernández, el concejal ha detallado que era «una demanda» de los vecinos al encontrarse en un estado «lamentable» y en el que en el anterior mandato se habían instalado pivotes para «limitar el tráfico y dejar un espacio para los peatones».

Ante ello, la actuación ha supuesto compactar el terreno para facilitar el acceso a los vehículos y se han eliminado los pivotes. También, se ha señalizado para prohibir el aparcamiento, por lo que la Policía Local estará vigilante para sancionar. Y se ha recuperado una vía pecuaria paralela, «que estaba perdida al estar llena de zarzas y maleza», de manera que por ella ya pueden pasar los peatones.

Entretanto, el concejal ha aclarado que «esto no se ha hecho para los perolistas», que crean que pueden aparcar en el camino, porque está prohibido, sino «para dar un acceso digno a las viviendas en suelo urbano».