Kazuya Shimizu, en un partido contra el equipo blanquiverde.- Córdoba Patrimonio de la Humanidad

Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

Kazuya Shimizu ya es nuevo jugador del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. El pívot japonés (Tokio, 6 de febrero de 1997) se ha convertido, tras el fichaje del cierre Daniel Fernández, en la segunda incorporación invernal de la entidad blanquiverde. La llegada del jugador asiático –procede de ElPozo de Murcia, club al que llegó en verano de 2018- viene a potenciar la faceta goleadora del equipo de Maca, una de las prioridades para afrontar con mayor garantías la segunda vuelta de campeonato.

Internacional absoluto con su país, el potencial y proyección del nipón es más que evidente. Diego Giustozzi, técnico del primer equipo charcutero, le hizo debutar en 1ª División en el tramo final de la pasada temporada, si bien el hábitat natural del nuevo integrante del plantel ribereño ha sido su filial, dirigido por el cordobés Josan González. Shimizu firma por lo que resta de temporada, aunque existe una opción, en función de determinadas variables, de prorrogar el contrato por un año más.

El pívot japonés no ocultaba su satisfacción tras concretarse la llegada al club presidido por José García Román. En sus primeras palabras como jugador blanquiverde recalcaba su «satisfacción por formar parte de esta nueva familia. Me ha sorprendido muy gratamente tanto Córdoba como el grupo en sí. El ambiente es fenomenal y la ciudad, preciosa. Vengo a ayudar al equipo en todo lo que necesite, sobre todo en el capítulo goleador». El debut de Shimizu –será presentado oficialmente en breve- tendrá que esperar ya que se recupera de un esguince en su rodilla derecha que lo tendrá aún apartado de las pistas en torno a tres semanas.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.