Una de las carreteras provinciales en la que ha Junta ha acometido acciones de mejora.- Junta de Andalucía

Javier Collado

Bebrand

EUROPA PRESS.- La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, a través de su delegación en Córdoba, ha ejecutado actuaciones de mejora en tres carreteras del sureste de la provincia, lo que ha supuesto una inversión total de 140.786 euros, según ha informado en una nota la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Cristina Casanueva.

La primera actuación ha consistido en la mejora del firme mediante el extendido de mezcla bituminosa en caliente en la carretera A-3051 de Córdoba a Fuencubierta por Guadalcázar, entre los puntos kilométricos 6,200 y 7,000 en el término municipal de Guadalcázar, por un importe de 48.158 euros.

En concreto, las obras han consistido básicamente en el extendido de una regularización inicial en las roderas existentes y el extendido de una capa de rodadura a toda la superficie con un total de 806 toneladas de mezcla bituminosa en caliente.

La segunda actuación ha supuesto el refuerzo de firme mediante el extendido de mezcla bituminosa en caliente en la carretera A-3052 del punto kilométrico 6,000 al 7,000, en el término municipal de La Victoria, por un importe de 48.054 euros.

En este caso también se han regularizado las roderas existentes y se ha procedido a extender una capa de rodadura en toda la superficie con un total de 761 toneladas de mezcla bituminosa en caliente tipo, fabricada con árido traquítico, extendido y compactado incluso la parte proporcional de riego de adherencia y correspondiente señalización horizontal.

Por último, la tercera actuación ha conllevado una inversión de 44.574 euros en la mejora del firme en la carretera A-379, de Casariche a La Carlota, por Puente Genil, entre los puntos kilométricos 8,000 y 9,000, en el término municipal de Puente Genil.

Las actuaciones han consistido básicamente en el extendido de una capa de mezcla bituminosa en caliente, con un espesor de unos tres o cuatro centímetros, dentro del tramo señalado, previo extendido de un riego de adherencia y pintado de las marcas viales afectadas.

La delegada ha señalado la importancia de este tipo de actuaciones, «por cuanto repercuten positivamente en la seguridad vial y la mejora de las condiciones de vida en los municipios afectados».