Javier Collado

Bebrand

EP.- La delegada de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Córdoba, Inmaculada Troncoso, ha destacado que la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación «destinará 21,1 millones de euros en los presupuestos del próximo año para complementar las pensiones asistenciales y no contributivas de 105.400 personas, 8.492 de ellos cordobeses».

Según ha indicado la Junta de Andalucía en un comunicado, esta cuantía supone una subida del cuatro por ciento, un incremento que es el mayor en la última década y se sitúa por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC).

Troncoso ha explicado que «estas pensiones son las de menor cuantía del sistema y sus beneficiarias son personas mayores o con discapacidad, en su mayoría mujeres, que carecen de otros ingresos para subsistir». Por un lado, se trata de las pensiones por jubilación e invalidez en sus modalidades no contributivas y, por otro lado, las del Fondo de Asistencia Social y personas beneficiarias del Subsidio de Garantía de Ingresos Mínimos.

La responsable de las Políticas Sociales en Córdoba ha informado de que «las pensiones por jubilación e invalidez no contributivas tienen finalidad asistencial o complementaria de otros sistemas de protección pública».

«Estas personas perceptoras pertenecen a un colectivo en riesgo de exclusión en consideración a la cuantía de la prestación que perciben, debiéndose promover el establecimiento de mecanismos que ayuden a eliminar las causas que motivan este riesgo», ha agregado.

La cuantía individual de este complemento se fija en 135,5 euros, que se abonará mediante un único pago durante el primer trimestre de 2020. Estas pensiones reciben la cantidad más baja de las reconocidas por el Sistema de la Seguridad Social: 392 euros/mes.

Por otra parte, las pensiones del Fondo de Asistencia Social y del Subsidio de Garantía de Ingresos Mínimo reconocen como beneficiarias a las personas mayores y con discapacidad con recursos insuficientes.

En este sentido, Troncoso ha señalado que «el importe que se percibe tiene una cuantía mensual de 149,86 euros con dos pagas extraordinarias que permanece invariable desde el año 1991, sin que haya sido objeto de revalorización en las leyes anuales de Presupuestos Generales del Estado aprobadas hasta la fecha». «Estas prestaciones se encuentran suprimidas para nuevas altas si bien tienen derecho a las mismas quienes la tuvieran reconocida con anterioridad a la supresión», ha dicho.

El previsible número de personas beneficiarias de esta ayuda para 2020 asciende a 2.950 aproximadamente, 124 de ellos en Córdoba. Con la revalorización de esta ayuda en un cuatro por ciento, el complemento pasa de 1.260 euros a 1.310,40, por encima de la variación del porcentaje del IPC.