Javier Collado

Dobuss

Los residentes del Centro de Psicodeficientes y Gravemente Afectados de Alcolea y los hijos de internos del Centro Penitenciario de Córdoba volverán a sentir la magia de la Navidad y de los Reyes Magos el próximo 5 de enero gracias a las actividades que, como cada año, promueve la Delegación de Consumo y Participación Ciudadana de la institución provincial con la colaboración de la Peña Amigos de Fátima.

En rueda de prensa, el delegado del área de la Diputación de Córdoba, Rafael Llamas, acompañado por el presidente de la Peña de Amigos de Fátima, Francisco Leal, el director del centro de discapacitados de Alcolea, Jesús de Miguel, y la directora del Centro Penitenciario, Yolanda González, ha subrayado que esta es una de las actividades «más entrañables que realizamos a lo largo del año».

Con ella, ha puesto de manifiesto el diputado provincial, «buscamos propiciar el encuentro, por un lado, con las personas con capacidades diferentes, que son los protagonistas en el día de Reyes, y, por otro, con los hijos de los internos del Centro Penitenciario».

Por su parte, el presidente de la Peña de Amigos de Fátima, Francisco Leal, ha destacado que «esta actividad se realiza desde hace 35 años gracias a la implicación de los vecinos y vecinas del barrio de Fátima, quienes encarnan a los tres Reyes Magos» y ha adelantado que «se repartirán 1.500 bolsas de chuches, 300 kilos de caramelos, chocolate, pastas y regalos». Además, en la sede de la Asociación habrá también actividades y los Reyes Magos visitarán las casas de niños que no se puedan desplazar hasta ella.

Una de las actividades será en el Salón de Actos de la Diputación, al que acudirán los 58 residentes del Centro de Psicodeficientes y Gravemente Afectados de Alcolea para participar en un día de convivencia. Visitarán el Belén Real, disfrutarán de una actividad a cargo de un grupo de teatro y, finalmente, recibirán los regalos de los Reyes Magos.

El director del centro, Jesús de Miguel, ha expresado su agradecimiento a todos los que «hacéis posible este sueño». En este sentido, ha subrayado que «la ilusión no se pierde, sino que va aumentando y esta actividad es la mejor para ellos».

La segunda actividad tendrá lugar en el Centro Penitenciario con los hijos de los internos, alrededor de 50 niños con edades entre los tres y los diez años. La directora del mismo, Yolanda González, ha explicado que es uno de los días preferidos por los internos, «en el que participan de una jornada de convivencia junto a sus hijos en el Pabellón Polideportivo».