Un policía se incauta de numerosa documentación.- Policía Nacional

Javier Collado

Dobuss

La Policía Nacional en Córdoba han culminado este pasado miércoles una investigación documental y patrimonial que se ha saldado con la detención de dos personas como presuntas autoras de numerosos delitos de estafa, falsedad documental y usurpación de identidad, tras supuestamente, mediante abuso de confianza, engañar a, al menos, 14 clientes para utilizar datos personales en beneficio propio.

Según informa la Comisaría Provincial en una nota, la investigación comenzó durante el pasado mes de octubre cuando se recibió una denuncia en la que se relataba como, sin conocimiento ni autorización del denunciante, se le requería el abono de diferentes productos que él no había adquirido.

Mientras que los investigadores comenzaron a analizar toda la documentación que constaba en el expediente de la transacción, en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano se recibió otra denuncia de similares características, detectando los agentes, al investigar los trámites que relataba la misma, como ambas operaciones habrían sido realizadas a través de la misma gestoría.

Con el referido nexo de unión en ambos casos, los investigares centraron sus esfuerzos en analizar miles de documentos, detectando un ‘modus operandi’ similar en, al menos, 14 expedientes. En los mismos, las personas encartadas, sin autorización ni conocimiento alguno, habrían sido solicitantes de préstamos personales, adquirido productos de grandes almacenes o, incluso, en una de las ocasiones, alterado la cuenta corriente en la que ingresar una devolución de declaración de Hacienda de una persona para atribuírsela los ahora detenidos.

En vista de todo lo anterior, durante la mañana de este pasado miércoles, agentes de Policía Nacional han realizado un registro en el establecimiento, incautándose de numerosa documentación y procediendo a la detención de dos personas como presuntos autores de, al menos, 14 delitos de estafa, falsedad documental y usurpación de identidad.

La investigación continúa abierta ya que los agentes continúan analizando la ingente cantidad de documentos, no descartándose que durante este tiempo localicen a más víctimas.