Javier Collado

Dobuss

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucia, Rocío Ruiz, ha informado que se han alcanzado las 23.070 personas en situación de dependencia atendidas en Córdoba, que reciben 31.049 prestaciones, «gracias a las actuaciones puestas en marcha tras la aprobación el pasado mes de abril de un plan de choque en materia de dependencia».

Según ha informado la Junta, Ruiz ha destacado que con las medidas contempladas en dicho plan, se han incorporado hasta noviembre de este año 3.003 nuevas personas al Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Córdoba. Además, en este periodo se han incorporado 4.808 nuevas prestaciones.

La consejera ha recordado, igualmente, que recientemente se han incorporado un total de ocho plazas en residencias públicas para personas mayores en situación de dependencia en la provincia de Córdoba. Concretamente, tres en el centro residencial para personas mayores Santa Teresa de Jesús de Benamejí, otras tres en el centro residencial para personas mayores Isidoro Fernández de Villaralto y una en la residencia de la tercera edad de Iznájar y en la residencia municipal de Torrecampo.

Plan de choque

El plan de choque cuenta con una inversión de 77 millones de euros y tiene como objetivo simplificar los trámites, agilizar la lista de espera y garantizar el cumplimiento de los plazos de concesión de las prestaciones y servicios.

Ruiz ha subrayado que se va a seguir trabajando para agilizar todos los trámites y permitir que más andaluces puedan acceder al Sistema de la Dependencia. Así, se dictará por la Junta una única resolución que reconocerá la situación de dependencia en el grado que corresponda y el derecho a la prestación que resulte más adecuada a las necesidades de la persona. «Por lo tanto, el procedimiento administrativo se tramitará en una única fase, con una única resolución y notificación, a la persona interesada, lo que sin duda permitirá reducir los tiempos y agilizar los trámites en las delegaciones territoriales».

Otra de las medidas en las que se está avanzando es la digitalización de toda la gestión de la Dependencia (ventanilla electrónica), así como el desarrollo de un sistema integral de información que incorporará la tramitación electrónica en la gestión de la Dependencia.

La consejera ha señalado también la priorización del reconocimiento del grado y el derecho a las prestaciones a determinados grupos de especial vulnerabilidad, concretamente, menores de 21 años y personas mayores de 80 años con dependencia moderada.

1.300 millones para 2020

Además, Rocío Ruiz ha abordado en el consejo rector el presupuesto destinado el próximo año paras las políticas de Dependencia. En este sentido, ha recordado que esta partida contará con 1.305 millones de euros, que «son 39 millones más que en el ejercicio actual, lo que equivale a una subida de 3,1 por ciento, y de este incremento 33,5 millones irán a reforzar la atención directa a personas en situación de dependencia y el resto a inversiones en Teleasistencia, gastos de personal y al programa de respiro familiar».

La consejera ha desglosado las principales partidas destinadas. Por ejemplo, ha resaltado que 462,6 millones de euros se destinarán al servicio de ayuda a domicilio, con el objetivo de llegar a los 30.000 nuevos beneficiarios. Además, un total de 103,2 millones de euros serán para el servicio de centro de día y la previsión es incorporar 2.350 nuevas personas usuarias.

«También dotamos con 31 millones de euros el servicio de teleasistencia, con la previsión de atender a unas 250.000 personas. Asimismo, vamos a incrementar en 1,2 millones los recursos del respiro familiar para personas con discapacidad, lo que permitirá reforzar este servicio con 70 nuevas plazas», ha concluido Ruiz.