Patio Mudéjar del Palacio de Congresos de Córdoba, antes de la ejecución de la segunda fase.- Córdoba Digital

Javier Collado

Dobuss

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, firmó en el día de ayer la resolución por la que se concede a la Junta de Andalucía la licencia para poder llevar a cabo la segunda fase de la obra de reforma del Palacio de Congresos de Córdoba.

Tras varios meses de «dimes y diretes» en los que las diferentes administraciones se lanzaban la pelota a sus respectivos tejados, y tras acercarse la fecha establecida como límite para la ejecución -el año 2020-, el espacio de la calle Torrijos volverá de nuevo a un proceso de reformas que, esta vez, lo dejarán habilitado al 100% de su capacidad para la celebración de eventos. Según ha informado la Gerencia, dichas obras de rehabilitación tienen un plazo de ejecución de año y medio y, tras finalizarlas, «se permitirá la celebración de eventos de grandes magnitudes en sus instalaciones».

En concreto, dotarían de un aforo adicional de 500 plazas en el Patio Mudéjar y 600 plazas más repartidas por las demás salas de reuniones pendientes de habilitar, como la Sala Julio Romero de Torres o Ambrosio de Morales. En total, 1.100 plazas adicionales que se sumarían a las más de 900 con las que se cuentan actualmente.

Además, en la segunda fase se producirá la eliminación de barreras arquitectónicas, con el fin de cumplir los objetivos de accesibilidad universal, así como la restauración de elementos de gran interés patrimonial, como la capilla de entrada, el claustro y los frescos de la sala Julio Romero de Torres, entre otros aspectos.