Iluminación navideña en Córdoba, montada por Ximenez Group.- Archivo

Javier Collado

Bebrand

La Junta de Gobierno Local ha aprobado el Plan Extraordinario de Tráfico y Seguridad de Navidad, una propuesta diseñada por la Policía de Córdoba con el objeto de dar seguridad y garantizar las condiciones óptimas de movilidad en la ciudad durante las próximas fiestas.

El plan contempla un refuerzo de presencia policial en las zonas de mayor concurrencia de la ciudad, la dotación de servicios específicos para las principales zonas comerciales de todos los barrios, así como el desarrollo de controles preventivos de alcoholemia y drogas, sin olvidar la intensificación de la vigilancia para el cumplimiento de la normativa municipal relacionada con la venta de artículos pirotécnicos y explosivos, según detalla en un comunicado el Ayuntamiento.

El desarrollo de este programa arrancará el próximo 20 de diciembre, con la salvedad del dispositivo específico que ya está en marcha en la calle Cruz Conde desde el pasado 5 de diciembre con motivo de la inauguración del alumbrado extraordinario de Navidad, y el que se desarrollará con motivo del ‘mapping’ que se proyectará en Capitulares a partir del día 19.

El plan que se aprueba este lunes tiene como objetivo dar «una eficaz cobertura policial a las actividades organizadas por el Ayuntamiento, en el desarrollo del Programa de Navidad», así como «conseguir que el tráfico rodado en la ciudad sea lo más fluido posible, fundamentalmente en el centro y zonas más comerciales».

En este sentido, el programa considera necesario «conseguir la máxima capacidad de las vías, por lo que se prestará especial atención a los estacionamientos indebidos en doble fila».

Además, para reducir la accidentalidad se han programando controles preventivos de alcoholemia y drogas, así como controles de velocidad en distintos puntos de la ciudad y en diferente tramos horarios.

Otro de los objetivos recogidos en el Plan de Navidad de la Policía de Córdoba es «impedir la venta ambulante no autorizada en el centro comercial», así como en barrios que disponen de amplias zonas comerciales como es el caso de Viñuela, Santa Rosa, Valdeolleros y Ciudad Jardín, entre otros.

El diseño de este programa específico de actuación tiene como objetivo prioritario «garantizar el cumplimiento de las Ordenanzas Municipales y especialmente el Bando sobre prohibición de venta, manipulación y uso de artículos pirotécnicos, en las vías públicas y privadas».