Mapping en la Puerta del Puente.- Archivo

Javier Collado

Dobuss

La Puerta del Puente y la Mezquita-Catedral de Córdoba fueron los dos puntos neurálgicos de la celebración en el día de ayer del 25 aniversario de la declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO del Casco Histórico de la ciudad. Dos enclaves que acogieron un mapping representativo y el concierto del guitarrista cordobés Vicente Amigos, respectivamente.

No todos los días se cumplen las bodas de plata de un hecho tan simbólico e importante para la ciudad como fue la recepción de esta declaración a nivel universal, aunque su aniversario real llegará el próximo 17 de diciembre, día en el que se hizo oficial este nombramiento allá por 1994. Por ello, el Alcázar de los Reyes Cristianos fue el tercer escenario seleccionado para elegir una celebración especial, pero más institucional que las anteriores: la lectura de una declaración institucional por parte del alcalde de la ciudad, José María Bellido.

Bellido aprovechó la ocasión para defender el compromiso «conjunto, firme e inquebrantable de afrontar, promover e impulsar actuaciones conjuntas en aras a lograr la adecuada gestión del Patrimonio Histórico, una mayor participación de los agentes locales y de la ciudadanía e incentivar la colaboración entre el sector público y privado».

Asimismo, el alcalde apeló a «la responsabilidad de vigilar para mantener su conservación y protección, por un lado, y el fomento de su estudio, por otro, con el fin de que su Bien Patrimonio de la Humanidad pueda contribuir a la educación integral de otras personas o pueblos».