El hospital Reina Sofía y el Imibic se adhieren a la campaña 'Movember'.- Junta de Andalucía

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

EP.- Investigadores, profesionales de la salud, pacientes y responsables sanitarios del Hospital Reina Sofía y del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba se han colocado un bigote postizo para llamar la atención sobre la necesidad de aumentar los fondos en investigación y desarrollar campañas de concienciación que ayuden a diagnosticar lo antes posible enfermedades como el cáncer de próstata.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, la campaña también ayuda a sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de adquirir hábitos de vida saludables, como herramienta moduladora para prevenir la enfermedad que representa el segundo tumor más frecuente en hombres (el primero en países desarrollados), representando entre el 15 y el 20 por ciento del total de los casos de cáncer, si se excluye el de piel no melanoma.

‘Movember’ usa el elemento masculino del bigote como catalizador para dar a los hombres la oportunidad de hablar sobre su salud y que comiencen a actuar. Concretamente, el desafío que propone es que los hombres se dejen bigote en noviembre para así apoyar la investigación en las enfermedades masculinas.

Este martes, la delegada de Salud y Familias de la Junta, María Jesús Botella; la directora gerente del hospital, Valle García; el director científico del Imibic, Pablo Pérez; la directora de la Unidad de Urología del hospital, María José Requena; la responsable de la Unidad de Oncología Radioterápica, Amalia Palacios; y el responsable de la Unidad de Oncología Médica, Enrique Aranda, han participado en este acto para recordar que «la mejor forma de vivir más tiempo es vivir bien».

Se trata del sexto año que las instituciones sanitarias cordobesas se adhieren a esta campaña y, en esta ocasión, también se ha contado con la participación de un paciente que ha podido trasladar su experiencia a los medios de comunicación.

Concretamente, la campaña centra su estrategia en cuatro áreas: el cáncer de próstata, el cáncer testicular, la salud mental y la actividad física. Según ha destacado Botella, «se trata de recordar, de una forma divertida, que nuestra salud está en nuestras manos y que decisiones como donar o fomentar la investigación, son acciones que están a nuestro alcance y que pueden contribuir a salvar vidas o a aumentar la calidad de vida de muchas personas».

Además, bajo el lema ‘Bigotes contra el cáncer de próstata’, se ha instalado un stand en el que se ofrece la posibilidad de fotografiarse con los bigotes y publicarlas en las principales redes sociales. También se han repartido folletos con información sobre este tumor cuya incidencia en Córdoba, según ha dicho la directora de la Unidad de Urología, María José Requena, «es muy parecida a la del conjunto de Andalucía, 103 casos nuevos por cada 100.000 hombres, lo que significa que uno de cada 12 hombres tendrá cáncer de próstata antes de los 75 años».