Miembros de 'La Manada', en la Ciudad de la Justicia de Córdoba.- POOL

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

EP.- La joven que denunció a los cuatro miembros del grupo de ‘La Manada’ por supuestos abusos sexuales en la localidad cordobesa de Pozoblanco tras conocerse en la feria de Torrecampo, en unos hechos anteriores a los del caso de los Sanfermines de 2016, por los que se encuentran en prisión por una violación grupal a una joven junto a un quinto condenado más, se ha mostrado «clara y concisa» en su declaración, en la que ha ratificado la denuncia interpuesta tras conocer el vídeo por la Policía Foral de Navarra.

Así lo han confirmado desde la acusación particular, al tiempo que han señalado que la joven ha sido «contundente», aunque ha admitido que en un primer momento no recordó lo ocurrido en el coche, pero posteriormente fue consciente de los hechos, respaldados por la grabación de vídeo.

Pasadas las 11.00 horas de este martes ha comenzado la declaración de la víctima a puerta cerrada, que se ha prolongado una hora, al tiempo que decenas de mujeres, convocadas por la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, se han concentrado en las puertas de la Ciudad de la Justicia en apoyo a la joven.

Los cuatro procesados se han acogido este lunes a su derecho a no declarar ante el juez del Juzgado de lo Penal número 1 de Córdoba, Luis Javier Santos, tras mantener que son «inocentes» de los hechos. Mientras, el togado ha acordado demorar hasta la sentencia su decisión sobre la nulidad o no del vídeo que grabaron los cuatro acusados sobre los hechos.

Los hechos ocurrieron en la noche del 1 de mayo de 2016 y se hicieron públicos en septiembre de 2016 en la investigación de la causa que se estaba desarrollando en Pamplona y en la que estaban implicados los cuatro acusados en este caso y un miembro más del citado grupo, hechos por los que ya se encuentran en prisión.