Juan Ramón Cuadros, Francisco Estepa y Javier Bernabéu, actuales administradores del Córdoba CF, durante la rueda de prensa.- Córdoba Digital

Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

El juez de lo Mercantil número 1 de Córdoba acordó ayer la autorización de la venta de la unidad productiva del Córdoba Club de Fútbol SAD, indicada en una oferta de compra recibida por tres millones de euros, previa la apertura de un proceso de mejora de ofertas hasta el día 25 de noviembre con al menos 3,25 millones de euros. Del mismo modo, también durante el día de ayer se declaró el concurso voluntario de acreedores de la entidad. Sendos procesos a los que han hecho referencia los administradores actuales del club, Francisco Estepa, Javier Bernabéu y Juan Ramón Cuadros durante la rueda de prensa que ha tenido lugar en la mañana de hoy.

Según los administradores judiciales, ante «la celeridad requerida» para solventar la situación del Córdoba CF, recurrieron a un «Plan A», consistente en la solicitud de inyección de capital por parte del accionista mayoritario o «de cualquier interesado en la subsistencia del club». Según ha comentado Estepa, «le dimos todas las facilidades, pidiendo una cantidad inicial que sirviera para superar las contingencias legales que había», hecho que no ocurrió y «provocó un Plan B», la venta de la unidad productiva y la declaración en concurso de acreedores «con el objetivo de salvar el club».

En cuanto al auto judicial para la venta de la unidad productiva del club, fechado a día de ayer y facilitado por el TSJA, el juez expone que «hay que actuar con máxima celeridad, determinación y contundencia, máxime en la situación en la que se encuentra el Córdoba CF, que como es igualmente conocido, en el mes de diciembre, en unos pocos días, necesita abonar los atrasos, dos meses ya, para evitar la consecuencia» de la desaparición, mencionando para ello el caso del Reus Deportivo.

Asimismo, destaca que «la operación que se plantea básicamente consiste en conseguir que el club siga compitiendo con el suficiente sustento financiero y atendiendo sus obligaciones». Hecho que han ratificado en la rueda de prensa los administradores, quienes han afirmado que «no se contempla que el club deje de competir», ya que «a día de hoy nadie ha pedido la disolución del club»

En cuanto a la deuda actual del Córdoba CF, «es incluso superior a la que tenía cuando entró en proceso concursal en el año 2011, algo complicado de explicar si se atiende a que el club ha permanecido un año en Primera División y el resto en segunda, donde los ingresos sobre todo de derechos televisivos son muy importantes, fundamentalmente en la máxima categoría». Ante ello. Javier Bernabéu ha confirmado que la «deuda bruta» del Córdoba CF «tras consultar fuentes de los registros contables de la sociedad y la información respecto a litigios en concurso que le reclaman cierta cantidad» se fija en 11,6 millones de euros, que «tras la cancelación de algunos pasivos con los fondos habidos se fija en una deuda neta de 10,1 millones de euros, de los cuales 8 corresponden a deudas vencidas».

Por último, los administradores han querido aclarar que «la opción es salvar el club, no la sociedad mercantil», siendo esta «la única forma de que entren ingresos en una sociedad que está en concurso de acreedores».

Operación ‘Campo LLeno’

Previo al comienzo de la rueda de prensa, la cual ha sufrido un retraso de 40 minutos debido a una reunión entre administradores, personal no deportivo, primer equipo, filial, femenino y responsable de Cantera del club; el director de Comunicación del club, Martín de la Virgen, ha anunciado una serie de actividades que se desarrollarán de cara al próximo partido del Córdoba CF, que tendrá lugar este domingo en El Arcángel contra el Mérida.

Entre las acciones se encuentran la creación de una Fila 0 y la elaboración de unas «camisetas colaborativas», a través de las cuales los aficionados podrán participar en la recuperación económica del club blanquiverde.