Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

La embajada de España en Camberra (Australia) y la Asociación de Investigadores Españoles en Australia y el Pacífico (SRAP), han otorgado el II Premio Malaspina a la Universidad Loyola por su trayectoria investigadora y de acercamiento científico entre los dos países. Carlos García, investigador y vicerrector de Investigación ha recogido el premio en nombre de la institución. El profesor es el impulsor de este modelo de colaboración en investigación a través de su línea de estudio de sistemas de apoyo a la toma de decisiones para la planificación sanitaria.

En su discurso en el acto de entrega, el representante de la universidad ha destacado que el galardón anima a incrementar los esfuerzos de investigación y de colaboración con socios australianos. «Diseñar puentes bidireccionales lo suficientemente sólidos entre nuestros dos continentes capaces de resistir la incertidumbre actual y creciente, es lo más importante», indicó Carlos García.

«La importancia de la planificación en los servicios de salud mental y la correcta asignación de recursos gracias a sus investigaciones han sido los avances más importantes a los que ha contribuido el científico de la Universidad Loyola», apuntan desde la institución educativa, hechos que le han llevado a la obtención del galardón a través de la colaboración con el otro continente en esta área.

Durante los últimos 6 años la Universidad Loyola «ha demostrado su compromiso y dedicación para establecer y fortalecer los vínculos académicos y de investigación entre Australia y España», apuntan desde la universidad, añadiendo que «ha fomentado y apoyado la formación de investigadores de Loyola en Australia y viceversa, así como el desarrollo de asociaciones en proyectos que facilitan la colaboración de investigadores australianos en proyectos europeos». En total, ha contribuido al intercambio de 10 investigadores, la colaboración de Australia en 24 proyectos europeos y han producido más de 40 publicaciones científicas.