Taller de lengua de signos impartido a enfermeros de la provincia.- Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

El Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba ha impartido un taller de lengua de signos a
enfermeros y enfermeras de la provincia, con el objetivo de que estos profesionales sanitarios conozcan las características básicas de esta lengua y puedan comunicarse con personas sordas para ofrecerles la mejor atención y cuidados. El temario ha sido organizado por el Consejo Andaluz de Enfermería y ha contado con la enfermera Francisca Molina como docente.

Según ha explicado la profesora del taller, los profesionales de enfermería pueden encontrarse a menudo situaciones en las que deben atender a este tipo de pacientes y «si no puedes comunicarte con ellos, esta limitación hace que se pierda mucho tiempo a la hora de hacer un análisis de su situación». Además, «es una lengua que podemos usar no solo con personas sordas, ya que también se está empleando en personas que tienen problemas para hablar», ha añadido.

En el taller, los enfermeros y enfermeras asistentes han podido conocer las nociones básicas de la lengua de signos española así como una terminología variada más enfocada a la práctica diaria en enfermería. Así, han aprendido a nombrar dolencias habituales o partes del cuerpo, además de los conceptos básicos de esta lengua.

Con el objetivo de ofrecer una enseñanza más completa, la profesora también ha dedicado
tiempo a que los enfermeros y enfermeras conozcan la realidad de este tipo de pacientes. Como ha remarcado, «es importante que no solo conozcamos esta lengua sino también a la persona sorda y sus características».

El Colegio de Enfermería de Córdoba cuenta con una oferta formativa a la que los colegiados pueden acceder de forma gratuita. En lo que resta de mes, la sede colegial acogerá un taller de cuidados de enfermería al paciente portador de distintos tipos de drenajes (12 y 13 de noviembre), un taller de suturas (19 y 20) y un curso de atención de enfermería al paciente con enfermedad renal que ocupará la última semana de noviembre.