Vehículo del detenido.- Guardia Civil

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

EP. – El Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba, en funciones de guardia, ha acordado dejar en libertad provisional al varón de 34 años detenido este jueves por la Guardia Civil como presunto autor de un delito de abandono del lugar del accidente y otro de homicidio por imprudencia grave por el atropello registrado el día 7 de octubre en la urbanización Las Pitas de Córdoba capital, en la A-431, donde una persona falleció.

Según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el juez ha acordado que el varón tiene la obligación de comparecer en el juzgado cada vez que sea llamado. La causa la investiga el Juzgado de Instrucción número 3.

La detención se produjo tras una minuciosa investigación en la que se comprobaron todos los vehículos BMW serie cinco cuyos propietarios residen en la provincia. En este sentido, la propietaria de este vehículo residía en una localidad distinta de la capital, aunque el turismo estaba siendo utilizado por su hermano que residía en la barriada del Veredón de los Frailes, donde finalmente fue localizado.

En un comunicado, el Instituto Armado ha indicado que tras comprobar que los daños que presentaba el vehículo coincidían con los restos del mismo dejados en el lugar del accidente se procedió a la detención del conductor del mismo y posteriormente a la detención de la propietaria como supuesta cómplice. El detenido no tenía antecedentes por delitos relacionados con la seguridad vial pero sí por tráfico de drogas.

El detenido se enfrenta a una pena de prisión de seis meses a cuatro años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de uno a cuatro años por supuesto delito de abandono del lugar del accidente, y de una pena de entre uno a cuatro años de prisión o de tres a 18 meses de multa y privación del derecho a conducir vehículos a motor de entre tres meses y seis años por un supuesto delito de homicidio por imprudencia grave, previsto en el artículo 142 del Código Penal.