El alcalde de Córdoba, en rueda de prensa.- Ayuntamiento de Córdoba

Adentity

banner-cordoba-digital

Bebrand

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha informado este viernes de que a partir de la semana que viene se iniciará una ronda de contactos con «todos los estamentos» del Córdoba Club de Fútbol, «con los accionistas minoritarios, afición, peñas y plataforma», porque «ahora sí toca», después de que este jueves la Guardia Civil haya detenido a su presidente, Jesús León, investigado por la supuesta comisión de delitos de apropiación indebida, administración desleal, corrupción y blanqueo de capitales.

Asimismo, el primer edil confía en que «no se llegue a la desaparición del club», de forma que va a hacer «todo lo posible» para que no suceda, si bien ha admitido que «hay una situación que es de emergencia, porque ya no se está en una lucha, como hasta ahora, por las propiedades de acciones, esto ya es otra cosa y sí puede estar en riesgo la institución, si no arrimamos todos el hombro», por lo que «ahí estará el Ayuntamiento», ha enfatizado.

En una rueda de prensa, el regidor ha lanzado a la afición, que es la que «más importa con sus sentimientos», «un mensaje de ánimo» en el sentido de que tiene «la sensación de que desde hoy todo el mundo va a arrimar el hombro para que esto no sea un fracaso y se empiece otra vez a remontar y llevar al Córdoba al sitio donde queremos que esté», algo en lo que apoyará el Consistorio, que «intentará llegar hasta donde se pueda», ha prometido.

Al respecto, ha subrayado que «ahora toca desde el Ayuntamiento, en la labor de interlocución que puede tener, intentar aunar voluntades para dar estabilidad presente y futura al club», a lo que ha añadido que estarán «siempre atentos a si puede haber algún cambio más en cuanto a la situación de administración del club, que depende ya de decisiones incluso judiciales», algo que «influiría en las medidas a adoptar», ha apostillado.

Preguntado por el convenio de cesión sobre el estadio, que es de titularidad municipal, Bellido ha dicho que «ahora mismo ese no es el asunto prioritario», de manera que ha expuesto a la afición que «tenga la tranquilidad» en que a él como alcalde ni al gobierno local no se le va a «ocurrir echar al Córdoba Club de Fútbol» del estadio.

De este modo, ha aseverado que «tienen estabilidad en cuanto a su situación en El Arcángel, porque lo que faltaría sería empezar a discutir eso, porque sería la puntilla al club y más en estos momentos tan delicados», con lo que la situación está «asegurada» conforme al «acuerdo del año 1995, tanto del Pleno, como del Imdeco, que así lo recoge».