Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.- Europa Press

Adentity

banner-cordoba-digital

Dobuss

Bebrand

EP. – El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Montilla (Córdoba) ha incoado diligencias previas por «presuntas lesiones imprudentes» del artículo 152 del Código Penal tras recibir el atestado de la Guardia Civil y el parte de asistencia médica del menor de dos años que hace dos semanas perdió el conocimiento al quedar atrapado por el cuello en unas redes en una piscina de bolas de una guardería de dicho municipio.

Según han informado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el juez, que estaba de guardia cuando ocurrieron los hechos, ha solicitado al Hospital Reina Sofía de la capital un informe sobre el estado del pequeño y la entidad de las lesiones.

Por otra parte, ha pedido al cuerpo inspector educativo de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía que elabore un informe donde «analice si se han cumplido las medidas de seguridad exigidas» y también le ha pedido que remita las actas de las inspecciones que se hayan realizado en las instalaciones donde ocurrió el accidente.

Al respecto, desde el hospital universitario han informado de que el pequeño está en planta desde el día 28 de octubre y que su evolución es favorable, al tiempo que han señalado que colaborarán con la justicia «como viene siendo habitual». Mientras, desde la Junta han apuntado que el informe referido ya se está preparando.

Cabe señalar que el suceso se produjo el día 22 de octubre cuando, por causas que ahora investigará el juez, el pequeño sufrió el citado accidente. El niño fue sometido a ejercicios de reanimación cardiopulmonar, derivado inicialmente al Hospital de Montilla y, desde allí, trasladado en helicóptero al Hospital Reina Sofía, donde ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con pronóstico «reservado».

Desde la Guardia Civil se abrieron las correspondientes diligencias, al tiempo que el servicio de Inspección Educativa de la Junta de Andalucía abrió una investigación. Al hilo, la delegada territorial de Educación de la Junta, Inmaculada Troncoso, deseó que el pequeño «se recupere lo antes posible», expresó su «apoyo» a la familia y se puso «a disposición» para «todo lo que sea necesario».